*** Tamaulipecos analizarán su voto

*** Priistas de Tampico buscan quedarse con las candidaturas de Morena

*** Gobierno federal ¿quería desestabilizar el ambiente laboral en Matamoros?…

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

Ante la convocatoria emitida por varios partidos políticos para elegir a sus candidatos a la diputación local, y la inminente designación de éstos en los próximos días o semanas, el clima político en la entidad está subiendo de tono, y hay quienes (aun cuando no se oficializan nombres) ya están haciendo sus pronósticos, que aunque respetables, en algunos casos se dejan llevar por sentimentalismos y prefieren engañarse ellos mismos y a sus seguidores.

Lo anterior se ve a diario en las redes sociales, pues al parecer todos tenemos algo de especialistas en predecir el futuro, eso es lo que gusta de la política; aunque al final, muchos se desilusionan con la frialdad de los resultados.

Y es que -con todo respeto- hay quienes ven a Tamaulipas como una entidad con bajo índice de alfabetización, cuando es todo lo contrario. Y es precisamente este aspecto el que tendrá un papel muy importante en la próxima elección.

¿Por qué?, es sencillo. En la actualidad la clase política se dedica a “envolver” a la gente con sus discursos, algunos llenos de odio, de sentimentalismo, de sufrimiento, cosa que no debe ser tomada en cuenta en un estado que destaca por tener cifras altas en educación.

Los ciudadanos con un promedio alto de estudios, saben analizar su voto, comparan resultados de políticos, pues saben que críticas sin dundamente hay muchas y más ahora con la alternancia en el nivel federal.

Los buenos gobiernos se reconocen estrictamente por un balance favorable en resultados, y en el caso de Tamaulipas cada persona hará lo propio para decidir su voto.

Ejemplos hay muchos, pero por falta de espacio exponemos sólo algunos:

Si bien es cierto persiste la violencia principalmente en la frontera, no se puede negar la lucha frontal que ha dado la Policía Estatal, sobre todo ante la ausencia de una estrategia del gobierno federal, que no logra apoyar al cien por ciento esta lucha del estado; lamentablemente esta situación nunca se ha dado, pues desde Eugenio Hernández Flores y peor aún con Egidio Torre Cantú, esos gobiernos querían engañar a la población diciendo en sus discursos que en Tamaulipas no pasaba nada.

Hasta que llegó el gobierno de la alternancia en el 2016, que es el que ha dado la pelea a las bandas delictivas, que lamentablemente son el monstruo de mil cabezas y que en realidad sólo con el apoyo de la Federación se puede ir acabando con ese cáncer que se apoderó de Tamaulipas gracias a la complicidad y sumisión de los gobiernos priistas.

Una prueba palpable de la lucha contra la delincuencia por parte del nuevo gobierno estatal es el lamentable número de bajas de elementos se la PEA, las amenazas y agresiones que han sufrido las fuerzas de seguridad estatales, mientras que las fuerzas federales apenas se han venido incorporando, no con la intensidad que se requiere, principalmente porque con el cambio de gobierno no se ha logrado descifrar cuál es la estrategia (más bien ya no hay estrategia) de seguridad.

De la mano con lo anterior -y reitero aún falta mucho por hacer-, la impartición de justicia es otro rubro que ha mejorado notablemente, pues casi a diario se ven publicadas noticias reales sobre vinculaciones a proceso y sentencias a criminales de todo el estado; no es que se invente, ahí está lo pueden verificar en los medios de comunicación tanto en los tradicionales como en los portales electrónicos de noticias (internet).

Otros rubros que también han mejorado en Tamaulipas es la seguridad en las carreteras y, aunque no se puede decir que se acabó el problema, la gente viaja con más confianza que hace unos tres años.

De igual forma, en hechos históricos en Tamaulipas se eliminó la tenencia vehicular beneficiando a miles de ciudadanos propietarios de vehículos, y además se basificó a los maestros de inglés, acciones que de verdad influyen directamente en la economía de las familias. Además, se han canalizado apoyos históricos a agricultores, ganaderos, apicultores, microempresarios, a niños en estado de orfandad, madres solteras, etc., etc.

Por ello, es bueno que el tamaulipeco analice su voto, pues una decisión mal tomada nos puede acarrear problemas graves (como ya se están viendo a nivel federal), y de forma irreversible, es decir en ocasión que se elige a los diputados locales, si usted amable lector elige bien serán tres años de estabilidad política y gubernamental, pero si no ocurre así todos los tamaulipecos estaremos padeciendo al tener legisladores mal preparados, hechos al vapor, vengativos, y tal vez gente que irá al Congreso a “aprender”, y que sólo llegaría porque algunos votaron sin pensar bien su sufragio.

En base al análisis objetivo de hechos y resultados, se puede decir que el actual partido que gobierna en el estado de Tamaulipas ha respondido a la confianza depositada por la ciudadanía.

BREVES DE SINTESIS

Algunos priistas de Tampico insisten en apoderarse de Morena, y ahora personajes como Sergio Villarreal, Ricardo Mora, el ex director del Instituto Catastral del Estado en el sexenio de Egidio Torre Cantú, Carlos Pérez Hernández, entre otros, inventaron una estrategia con la que buscan disfrazar sus intenciones de quedarse con las candidaturas de Morena en el puerto jaibo, creando una asociación civil.

¿Usted cree que esa agrupación es sin ninguna intención política?… Claro que no, sólo es para impulsar a sus correligionarios y ganarle al partido de AMLO las candidaturas. Incluso, ya hasta dieron nombres de sus prospectos, como Carlos Pérez, Ileana Moses, José Luis Ornelas, entre otros, para irlos trabajando y buscar la manera de contrarrestar el rechazo primero de los Morenos y luego de la sociedad tampiqueña.

Pero va otra pregunta: ¿si usted ve en las urnas a algunos de estos priistas representando a Morena, votaría por ellos?…

En otro rollo, se dice que a quien también le salió “el tiro por la culata” fue al gobierno federal, pues se insiste que primero trataron de desestabilizar el ambiente laboral de las maquiladoras en Matamoros para hacer quedar mal al gobernador, pero no calcularon las consecuencias y quien pagó los platos rotos fueron los dueños de esos negocios y el propio alcalde, además de los obreros, pues aún no se arregla el conflicto en la mitad de las maquiladoras. Incluso algún empresario tachó de extorsionadores a los trabajadores por exigir prestaciones que no están en posibilidades de otorgar.

Tan mal les salió la jugada en el gobierno, que el mismo Ricardo Monreal tuvo que intervenir telefónicamente para convencer tanto a empresarios como a trabajadores, de que pongan fin a la huelga.

¿Será que los protagonistas de la Cuarta Transformación aún no terminan de aprender?…

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here