*** Festejo panista en el sur…

*** Casi todos celebraron, pero…

*** ¿Todos trabajaron?

*** Distritos de Altamira, los que obtuvieron los márgenes más altos del estado

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

Hace apenas unos días, militantes del Partido Acción Nacional se reunieron para festejar la victoria de los pasados comicios electorales, en donde el blanquiazul ganó 21 de 22 diputaciones locales que estaban en juego.

En dicha elección, el PAN obtuvo 418,437 votos; Morena 239,442, y el PRI 87,132.

Si bien es cierto que el triunfo se dio con un amplio margen, en algunos distritos los panistas ganaron con muy pocos sufragios de diferencia, lo que debe poner en alerta a los estrategas de esos lugares, y más aún al líder estatal Francisco Elizondo.

Es lógico que cuando se pierde hay que aguantarse y replantear estrategias, y cuando se gana es justo celebrar, pero por la forma en que se ganó en varios distritos, aparte de festejar se supone que se debe analizar lo que dejó de hacerse o lo que no se hizo bien.

Como por ejemplo en el Distrito 20, en donde Joaquín Hernández Correa venció por poco margen a la candidata de Morena, ya que obtuvo 15,842 votos, por 12,483 de Bertha Elena Sánchez, es decir fueron 3,359 sufragios la diferencia entre ambos contendientes.

Tomando en cuenta el total de la votación, fue un 8.5 por ciento el margen que obtuvo Joaco sobre la morenista, por lo que considerando la estructura y los gastos de campaña de ambos contendientes es un foco de alerta para el PAN en Madero y en Tamaulipas, pues de haberse dado otras circunstancias otro gallo le hubiera cantado al promotor del “Día del Caballo”, y tal vez no habría tenido nada qué festejar.

Además, se dice en los corrillos políticos de todos los grupos del blanquiazul maderense, que no todos los militantes “jalaron parejo” el día de la elección. Y al parecer, por los resultados finales, podrían tener razón. Sin embargo, le tocará a la presidenta del CDM y al líder del CDE, leerles la cartilla a los que se supone no trabajaron al cien, y darles un ultimátum, pues en la próxima elección serán otras circunstancias, y un descuido como el que se tuvo podría traducirse en una derrota.

Aunque también hay quienes aseguran que tanto el Comité Directivo Estatal como el municipal deben consensar de mejor manera a los candidatos, pues dicen, muchos se opusieron a que Joaco fuera el candidato por el Distrito 20, cosa que por poco provoca un descalabro al PAN en la urbe petrolera.

Pero en Tampico no cantan mal las rancheras, y aunque en los Distritos 21 y 22 sí se ganó por amplio margen, se asegura que ciertos operadores y liderazgos panistas del puerto cargaron con gran parte de la responsabilidad, ya que algunos panistas y ex priístas, dicen, no trabajaron al ritmo esperado, o simplemente no trabajaron, lo que también debe ser analizado en este caso por Charo González y su comité.

La mayoría de los operadores políticos y militantes del PAN porteño, insisten que en Tampico se ganó contundentemente debido al excelente trabajo tanto del gobernador de Tamaulipas como del alcalde Chucho Nader, pues han cumplido con los tampiqueños y han dejado buen sabor de boca por su forma se gobernar.

Sin embargo tampoco se pueden confiar, por lo que de igual manera deben apretarle las tuercas a la maquinaria blanquiazul para que todos estén sincronizados a la hora de trabajar; pero también “jalarles las orejas” a los que no entendieron o no quisieron entender que en una campaña hay que tener bien puesta la camiseta, o si no quieren que se vayan a otro partido.

Habría que preguntarle a personajes como Loncho Mejía si realmente hizo algo por su partido (PAN) en la última elección; o a Rolando Ramírez Monroy, o a Jaime Sosa, o a Xóchitl Reséndiz (ex priista); o al famoso Narigoma (ex priista) a quien le dieron recientemente la titularidad de la Coepris; o a Uriel Chávez Hernández, etc.

ALTAMIRA, EL MUNICIPIO CON MAS VOTOS EN LOS DOS DISTRITOS EN QUE SE COMPITIÓ

Pero así como se ha cuestionado el trabajo de algunos panistas en Tampico y Madero, ciudades en donde Acción Nacional tiene que mejorar algunas estrategias; hay que reconocer que en los Distritos de Altamira se obtuvieron los márgenes más altos del estado, lo que coloca a la primera panista del municipio Alma Laura Amparán Cruz en una posición preferente, pues fue gracias a su gestión como alcaldesa que la ciudadanía le apostó al PAN, lo que además tiene contentos a los jerarcas del blanquiazul en la entidad.

Hay que recordar también que la presidenta de Altamira lleva dos de dos, es decir dos triunfos en dos contiendas electorales.

Por ello, y aunque falta mucho para la siguiente elección, no dudamos que Alma Laura participe o designe a algunos de los contendientes para los próximos comicios en el 2021.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here