* Perdería PRI su registro en Tamaulipas

* “Amagan” con dejar al “merolico” otros tres años en Madero

* En Tampico continuaría el joven radicado en Monterrey, al frente del Tricolor

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

Al parecer el Partido Revolucionario Institucional no aprende la lección en Tamaulipas, pues a pesar de que ha sufrido dos grandes descalabros en los últimos procesos electorales, sigue con su forma de hacer política que le ha provocado dichas derrotas.

Cuando se pensaba que por el duro fracaso en las elecciones a diputados locales, ahora sí sus dirigentes entrarían en razón y cambiarían la forma de hacer política, con sus militantes primero y por ende con la ciudadanía, continuaron con sus mismos vicios de siempre, al excluir a los liderazgos que han sido leales al partido, a quienes han tratado de cuidar su imagen entre la ciudadanía, y a quienes han participado en muchas batallas en aras de contribuir a obtener triunfos, tanto ayer como hoy.

Sin embargo, desde antes de que fuera nombrado como dirigente estatal, se advirtió que con Edgar Melhem Salinas al frente del Tricolor tamaulipeco se pondría en riesgo desde el principio, tanto la credibilidad del instituto político, como incluso el registro en la entidad.

Las voces de militantes reconocidos a lo largo del estado, se han manifestado en total desacuerdo con lo que consideran una imposición de Melhem Salinas, y aunque le dieron el beneficio de la duda, con las acciones que ha venido tomando el flamante dirigente estatal han terminado por convencerse que la consigna posiblemente del CEN sea seguir debilitando al partido al grado de poner en riesgo su registro en Tamaulipas.

Y las pruebas saltan a la vista, al dejar a algunos liderazgos importantes de la zona sur fuera del CDE, y por el contrario incluir a personas sin las tablas suficientes para poder encarar el reto que significa el 2021.

Además, dejaron solo en buenas promesas las palabras del dirigente nacional Alejandro Moreno, al decir que darían prioridad a cuadros que nunca se fueron del partido, que se mantuvieron fieles y leales al Tricolor; rematando que “La lealtad se demuestra”, y afirmando que los liderazgos leales al partido tendrían mano a la hora de recibir oportunidades en la integración de los comités estatales.

Lo anterior simplemente fue un vil engaño a los militantes más leales de dicho instituto político, una auténtica falacia y una ofensa para los pocos que todavía creían en las palabras de sus dirigentes.

La actitud tomada por Edgar Melhem pone a pensar también a Don Enrique Cárdenas del Avellano, pues en el proceso de cambio de dirigente, le habría brindado su apoyo al ahora presidente del PRI Tamaulipas. Pero ante la absurda conformación del comité estatal, Don Enrique tendrá que repensar su apoyo, pues si Edgar no tomó en cuenta la sugerencia de “Alito” de brindar espacios a los más leales al partido, menos va a cumplir alguna promesa o compromiso que haya pactado antes de tomar las riendas del partido.

Difícil decisión para Enrique Cárdenas quien sí es una figura destacada y reconocida en todo Tamaulipas.

CAMBIOS EN COMITES DE LA ZONA SUR

Y para colmo de males en el PRI tamaulipeco, por más absurdo que se escuche, se dice que contemplan cambiar a los dirigentes solo de Altamira y Aldama, dejando en Tampico y Madero a los mismos perdedores en dichos municipios.

Es decir, en Madero supuestamente continuará al frente el “merolico” impuesto por el repudiado Esdras Romero Vega; y en Tampico seguirá el microempresario de la educación radicado en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, total lo que menos le interesa a Edgar Melhem es que su partido levante en el estado, y si los dirigentes que ponga son para empeorar, mejor.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here