Altamira, Tam. – Grandes unidades siguen entrando a fraccionamientos de Altamira pese a qué las multas llegan a los 3 mil pesos a un lado al arrastre de la grúa que pueden llegar a costar hasta los 30 mil pesos, indicó el delegado de Tránsito y Vialidad, Santiago Cerecedo Maya.

Explicó que a la semana llegan a tener hasta 6 reportes de este tipo de situaciones pese a que se hablado con los propietarios quiénes terminan absorbiendo lo que implica que los choferes mantienen está conducta.

«Las sanciones tan solo por estacionarse en lugar prohibido es más de tres mil pesos, pero para ellos lo más pesado es el arrastre de la grúa que puede ser de hasta treinta mil pesos», comentó.

Agregó que los empresarios saben de esta situación e incluso ellos mismos han girado la instrucción de no caer más en esta situación,  aunque han hecho caso omiso.