*Ejidatarios denuncian Ecocidio.

* El crimen contra la naturaleza ocurrió en ejido Ricardo Flores Magón; Crean emergencia climática.

Debido al impacto ambiental que puede resultar de haber talado más de 250 árboles de forma ilegal en el ejido Ricardo Flores Magón de Altamira, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente inició un proceso contra la empresa Terminal Petroquímica Altamira (TEPEAL) al señalar los trabajadores de las maquinarias que esa compañía del puerto industrial les había ordenado la deforestación. 

 El apoderado legal del ejido Ricardo Flores Magón Felipe Martínez Ayala indicó lo anterior al hacer la denuncia en Tampico, en donde señala que la tala de árboles se realizó en un terreno de 100 metros de ancho por 750 de largo sin la autorización de las autoridades ejidales, estando a punto de deforestar también parte de un mangle de una reserva federal por lo que ya se abre una carpeta de investigación ya que el impacto ecológico fue brutal para toda la zona del sur de Tamaulipas. 

Las repercusiones en materia climática para esta parte de Tamaulipas podrían empeorar debido a esta tala irregular del área forestal que servía de barrera natural en la zona oriente de Altamira, pudiéndose crear condiciones para una alza inmoderada de las temperaturas además de prolongación de los tiempos de estiaje e inundaciones,que pondría en riesgo a miles de familias en diversos sectores, lo que ya puso en alarma a las autoridades ambientales. 

«La denuncia penal que se interpuso es por Ecocidio, pues cuando se modifica en este caso por la tala con intención delictuosa e incluso por omisión se daña de forma irreversible pues los sistemas forestales no se reproducen a sí mismo y eso hace que este catalogado como un delito ambiental, toda vez que la reserva independientemente a quiénes le pertenezca todos tenemos la obligación jurídica de respetarlas, expuso el ingeniero Martinez Ayala». 

 Expone que ya personal de la Profepa constató el Ecocidio que se realizó en esta parte del ejido Ricardo Flores Magón y que puede repercutir seriamente en las condiciones ambientales de todas la zona, «los propietarios de estos predios, como lo son los integrantes del ejido Ricardo Flores Magón, no fueron avisados sobre este desmonte y sólo llegó quién se dijo ser el Jefe de Seguridad de la empresa TEPEAL tratando de intimidar a los ejidatarios». 

Por separado Facundo Aguilar Flores quien es comisariado ejidal de Flores Magón de Altamira, comentó que la tala se desarrolló de forma irresponsable pues muchos árboles qué se ocupaban para diversas actividades de la comunidad fueron tumbados además de que se roció un fuerte herbicida en la zona devastada lo que implica también una contaminación importante para las familias. 

 En Tamaulipas de acuerdo a la Comisión Nacional forestal se pierden anualmente hasta 2 mil hectáreas por talas irregulares, situación que ya origina un importante impacto ambiental, originando en algunas zonas de la entidad que existan temperaturas por arriba de los 40 grados, pero además que se presenten contingencias cómo lluvias atípicas que en horas inundan áreas urbanas….


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here