*Desesperados vecinos piden justicia

PUEBLO VIEJO, Ver.- Desesperados vecinos de congregación Anáhuac demandaron la intervención de las autoridades competentes, para detener las agresiones de un sujeto presuntamente drogadicto que tiene aterrorizado al sector y contra quien existe una denuncia formal desde hace un año en la fiscalía de Pánuco.

La señora Betsabé Pérez Elías, quien vive en la calle Matamoros de la Anáhuac, dijo ante representantes de medios informativos que el energúmeno atenta contra su familia ya que el año pasado atacó a su hermano, a quien causó severas lesiones y tuvo que ser hospitalizado.

Dijo que el individuo en cuestión responde al nombre de Francisco Muñoz Ibarra, (a) “El Kiko”, quien es su vecino y gusta de acosar a mujeres e incluso menores de edad, pero extrañamente sigue atacando a las personas y casas a pedradas.

“Tenemos mucho miedo y ante los medios de comunicación, les dijo que si algo le llega a pasar a nuestra familia él será el culpable ya que nos tiene odio”.

Por su parte, la señora Narada Elías Santiago, dijo que hace días “el Kiko” arrojó piedras a su vivienda, estando a punto de lesionar a una menor, además de que hace un año, su esposo también fue agredido por el mismo individuo.

Vecinos de congregación Anáhuac exigieron la detención de un vicioso que tiene aterrorizadas a las familias de ese sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here