Por: Ambrocio López Gutiérrez
LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Con menos de un año en el cargo el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dejado constancia de sus afanes cotidianos por transformar al país. Largas jornadas de trabajo, viajes extenuantes por la república, prolongadas reuniones con representantes de todas las clases sociales, juntas de gabinete, apariciones en los medios, cabildeo con los gobernadores y los poderes legislativo y judicial, sin descuidar los compromisos familiares, hacen del tabasqueño un político fuera de serie que merecería ser mejor valorado por sus seguidores y sus opositores.

Vamos a ver: el Partido Acción Nacional le ha acusado de pretender un régimen autoritario como el de Venezuela, sin embargo, AMLO está muy lejos del talante de Nicolás Maduro, en cambio, en el blanquiazul sobran quienes envidian a Juan Guaidó y les gustaría tener algunos seguidores para autoproclamarse encargados del gobierno. La derecha muy bien representada por empresarios altamente ideologizados como Claudio X González, pretenden presentarnos al presidente mexicano como un enemigo de las libertades, pero son los mismos que le exigen que reprima las manifestaciones.

Para quienes no creen en la cuarta transformación de la república es difícil aceptar que millonarios tan emblemáticos como Carlos Slim Helú sostengan que en el sexenio habrá crecimiento porque la mesa está lista para que comiencen las grandes inversiones. Existe en los grandes medios nacionales una corriente profundamente irritada porque hay inseguridad, porque clausuraron un aeropuerto, porque sigue sin funcionar el cien la guardia nacional. Son los mismos que aplaudían las políticas públicas de los peores expresidentes. Algunos presentadores de noticias se enojan porque no tienen exclusivas con AMLO.

Esta semana compartí con un amigo el respeto que me inspira la salud emocional del presidente López Obrador y mi camarada, que es un rabioso cuestionador del tabasqueño, me pidió una explicación sobre sobre mi actitud. Le dije que se necesita mucho equilibrio mental para ser tan feliz mientras sus adversarios trabajan todos los días para que las cosas salgan mal. Le comenté que se necesita ser muy sano para encerrarse casi a diario con decenas de periodistas, contestar casi todas las preguntas y trabajar el doble de sus predecesores cobrando la mitad de lo que ganaban aquellos (aparte de los jugosos negocios que hacían).

No conozco personalmente a AMLO, no tengo interés de ir a ninguna de sus mañaneras, mucho menos afiliarme a su partido, pero como tamaulipeco, como mexicano, me considera afortunado de tenerlo como presidente de la república. No sé como terminará el sexenio, ni siquiera estoy seguro de que tendrá éxito en sus políticas, pero creo firmemente que un tipo que trabaja tanto merece que se le dé más tiempo. La cuarta transformación marcha con vientos favorables, el presidente cuenta con millones de seguidores, algunos de ellos incondicionales, además estamos muchos que, quizá no le ayudamos, pero tampoco le estorbamos.

En otro escenario, al rendir su primer informe de actividades legislativas, el cual se llevó acabo en el salón Imperial del hotel Posada de Tampico, el senador Américo Villarreal Anaya aseguró que se ha trabajado con austeridad y capacidad para garantizar la seguridad, mejorar la justicia cotidiana, y promover el desarrollo económico, así como la reducción de la desigualdad social.

Al evento asistieron personalidades destacadas como Ricardo Monreal Ávila, presidente de la junta de coordinación política del senado de la república, la presidenta nacional de movimiento regeneración nacional Yeidckol Polevnsky, los senadores José Narro Céspedes, de Zacatecas; José Luis Pech Vázquez, de Quintana Roo; Blanca Piña Gudiño, de Michoacán; Salomón Jara Cruz, de Oaxaca; Martha Lucía Micher Camarena, de Guanajuato; Citlalli Hernández Mora, de la Ciudad de México; Rubén Rocha Moya, de Sinaloa; Higinio Martínez Miranda, del estado de México; Aníbal Ostos Ortega, de Campeche; Daniel Gutiérrez Castorena, de Aguascalientes; Ernesto Pérez Astorga, de Veracruz; María Merced González, de Hidalgo y Lilia Margarita Valdez Martínez, de Durango, además de presidentes municipales, diputados federales, locales y su familia.

Ante más de novecientos invitados, Villarreal Anaya destacó que se han cumplido los compromisos de campaña al aprobar la Ley de Austeridad Republicana, la iniciativa sobre la inclusión de la hepatitis C en el plan nacional de salud; la ley del nuevo instituto de salud para el bienestar que atenderá a las personas que no cuentan en la actualidad con seguridad social, entre otras.

Recordó como surgieron desde su escaño 15 iniciativas en materia de salud, en las que destacan la de prevención de malformaciones congénitas, cáncer y enfermedades neurodegenerativas al fortificar los alimentos con ácido fólico; mastografía gratuita y reproducción humana asistida, así como la de brindar recursos para el centro nacional de trasplantes y la encefalopatía hipóxico.

A la par se promueven acciones sólidas para prevenir enfermedades crónicas degenerativas y por ello se busca legislar para promover el etiquetado claro en productos que adviertan sobre las consecuencias del consumo excesivo de azúcar, sodio y grasas saturadas. Reafirmando su compromiso con Tamaulipas, anunció que por decreto presidencial se logró la inclusión del municipio de Valle Hermoso en la “Franja Fronteriza Norte”, que brindará beneficios fiscales a diez municipios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here