* Director del Centro de Salud exhorta a la población a no consumir este líquido; no se descartan denuncias de los afectados

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

CIUDAD MADERO, TAM.- El Centro de Salud del municipio de Madero ha recibido y atendido a dos menores de edad con padecimientos gastrointestinales (vómito, diarrea y dolor de cabeza) esto a consecuencia de que ingirieron agua potable la cual desde hace varios días sale con un sabor salado.

El director del centro médico, Juan Jesús Mena Méndez, indicó que ambos pacientes manifestaron haber tomado agua de la llave previo a presentar los síntomas.

“Ayer tuvimos dos pacientes (niños) que por el calor estuvieron tomando agua de la llave y para la tarde ya tuvieron un problema serio de gastroenteritis, vómito, diarrea, dolor de cabeza”, resaltó.

Hizo un llamado a la población para que en caso de tener que ingerir el agua potable la hiervan antes de consumirla, pues recordó que el vital líquido no está procesada para ser ingerido por el ser humano.

Mena Méndez, añadió que al día de hoy han tenido un incremento del 10 por ciento en las consultas externas siendo los problemas más frecuentes, las enfermedades gastrointestinales.

Cabe destacar que ambientalistas, así como pescadores y empresarios han denunciado el bajo nivel de las lagunas de donde se extrae el agua que aparentemente potabiliza la COMAPA Zona Conurbada para suministrarla a los usuarios; además de la filtración de agua salada a los vasos acuíferos, situación que ha sido ignorada irresponsablemente por el organismo operador del agua, a cargo de Jorge Rivera Schotte.