Dice que será Secretario

Rutinas y quimeras Por: Clara García Sáenz Lo conocí antes de que yo cumpliera los 20, él era entonces un médico recién llegado...

Sorgo rojo bajo el sol

Rutinas y quimeras Por: Clara García Sáenz Los campos a punto de cosecha, el sol de la mañana les daba a las espigas...

La cultura en odres viejos

Rutinas y quimeras Por: Clara García Sáenz Se volvió a dar el triste espectáculo de la comunidad artística, que se presenta en cada...

Volver a reír juntos

Rutinas y quimeras Clara García Sáenz He realizado muchos viajes con mis alumnos universitarios recorriendo Tamaulipas y otros estados de la república, con...

La silenciosa riqueza de San Carlos

Rutinas y quimeras Por: Clara García Sáenz No es fácil llegar a San Carlos, Tamaulipas, a pesar de que existen diversos caminos de...

Mis amigas de la San Marcos

Clara García Sáenz La mayoría de ellas son mujeres de mi edad, alegres, educadas e hiperactivas, las he ido conociendo a lo largo de los años...

El doctor Poncho, un hombre cabal

Rutinas y quimeras Clara García Sáenz Nunca conocí al Doctor Poncho en persona, pero era un personaje siempre presente en las pláticas de...

Los nefastos pueblos mágicos

Rutinas y quimeras Por: Clara García Sáenz Llegamos al mediodía, al tomar la calle principal me sentí sofocada al ver que de las...

Nos fuimos en caravana

Rutinas y quimeras Por: Clara García Sáenz Cruzamos el altiplano tamaulipeco sin autorización de mi mamá; cuando platicábamos de la muerte, siempre hacia...

El día que eligieron

Se fue un domingo por la mañana, para entonces nos quedaba ya poco llanto, porque las lágrimas las habíamos vaciado durante toda la semana; desde su cama la veíamos...