“La Constitución es la piedra angular de todas nuestras libertades; guárdala y cuídala; mantén el honor y el orden en tu propia casa, y la República perdurará.”

  ‹Gerald Ford›

En los países de régimen democrático la Constitución es la base de esta misma, por lo que principalmente los mandatarios como servidores públicos de todos los niveles son los principales actores que deberían de respetarla y hacerla valer, para defensa de los intereses de todos los mexicanos.

    Pero en este México surrealista curiosamente nuestra Constitución ha sido violada, vulnerada y modificada para adecuarla a nuestro tiempo, pero también para oscuros intereses del mandatario en turno.

   El fin de la semana pasada en una acalorada asamblea de la Cámara de Diputados, la mayoría de Morena el partido político en el poder y sus aliados, votaron a favor de quitarle el fuero (que no el mandato) al gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca, convirtiéndose en el primer gobernador en la historia reciente de México en perder el fuero, generando diversas opiniones entre la clase política de todos los colores e ideologías.

   De acuerdo a la Fiscalía General de la Republica, se le acusa de los supuestos delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal, siendo este último cargo el único que curiosamente aparece en la carpeta de investigación de la Fiscalía.

   Para algunos analistas sobre el tema, el desafuero federal de Cabeza de Vaca tiene más visos de revanchismo político y oportunismo electoral que de legalidad jurídica, por el solo hecho de haberse enfrentado a un Andrés Manuel López Obrador investido no como presidente de todos los mexicanos si no como un ser omnipotente, infalible, y con visos de convertirse en un supremo dictador, al pretender como un hoyo negro absorber la autonomía de los otros dos poderes por el ejecutivo, y el constante amago con desaparecer instituciones autónomas que no forman parte de su gobierno (como el INE) distinguiendo a su llamado gobierno de la 4T como el destructor y aniquilador de las organizaciones no gubernamentales, que significaban el equilibrio y contrapeso contra un gobierno autoritario, con su falaz y destructiva tesis de que nada de lo hecho por los gobiernos de hace por lo menos 36 años no sirve, señalando con dedo flamígero y acusando a todos los que no piensan como el de ser corruptos, conservadores, chayoteros, y miembros de la mafia del poder, desde el Tribunal del Santo Oficio conocido comúnmente como La Mañanera donde diariamente sigue envenenando a la sociedad  .

   Dice el dicho que para que el pejelagarto tenga el hocico largo debe tener la cola corta, y los últimos acontecimientos dicen lo contrario, y un ejemplo muy palpable es el descarado respaldo a Félix Salgado Macedonio acusado de violador y de infringir la Ley Electoral “Juanitizando” el proceso electoral de Guerrero al designar con una encuesta “patito” a la hija de Macedonio Evelyn Salgado, relacionado con el narcotráfico como candidata “ejemplar” de Morena a la gubernatura por ese estado.

   Igual de tramposa y repugnante resulta la decisión de los diputados de Morena para posponer hasta septiembre el juicio de desafuero al diputado morenista de Puebla, acusado de violar y drogar a un jovencito de apenas 15 años de edad

   Señalan los acosados detractores de Andrés Manuel López Obrador que su gobierno con un marcado sello polista y populachero, cuenta entre sus logros extinguir el Programa de Estancias Infantiles, la CNDH, la Comisión Reguladora de Energía y la absorción del ex autónomo Conapred, los programas de ayuda al campo, el Seguro Popular, y el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) entre otros organismos y fideicomisos que desapareció sin informar en que se utilizó, los miles de millones que tenían estos organismos.

   En fin, que con el desafuero del Gobernador Cabeza de Vaca el gobierno federal y Morena quieren debilitarlo políticamente ante las próximas elecciones, pues quieren que solo los candidatos de Morena ganen la elección, y la estrategia es atacar al único que se atrevió a reclamar más participación federal para el estado, a denunciar la falsificación de un documento por parte de la CFE, pero sobre todo a desacreditarlo y quererlo encarcelar por ser uno de los gobernadores presidenciables hacia el año 2024, ante esta acometida desde palacio nacional, el Congreso Estatal respondió con una Controversia Constitucional y será el Tribunal Superior de Justicia quien dará entrada a la Controversia y dará su fallo dentro de tres o seis meses, mientras tanto y no exista orden de aprehensión, Cabeza de Vaca seguirá gobernado y viajando por todo el territorio nacional y el extranjero como ciudadano libre.