Por Helí Herrera Hernández.

         La embestida que tiempo atrás desato Andrés Manuel López Obrador y sus huestes, contra el Instituto Nacional Electoral, lleva doble trampa: la primera era desaparecerlo y construir uno nuevo, dócil, fiel a la 4T, por no decir que al hombre de Macuspana, Tabasco; la segunda era el plan B, es decir, si fallaban las reformas constitucionales por la rebeldía del PRI, pues entonces aprovechar toda la fuerza que habían conseguido con la campaña de desprestigio hacia el Instituto para doblegarlo, arrinconarlo y volverlo inofensivo contra MORENA y sus trapacerías.

Doy ejemplos:

1. Las 3 corcholatas de AMLO andan destapadas, es decir, abiertamente realizando campaña para ellos mismos, pero también para su partido MORENA. Suben, bajan; van-vienen por todo el país, haciendo proselitismo, llamando a sus correligionarios a votar por ellos sin que ningún consejero del INE, o el Instituto mismo en su conjunto, les llamen por lo menos la atención, les pongan el alto, y mucho menos, claro esta,  que les impongan una sanción, porque descaradamente están violando las leyes de competencia electoral, dado que están realizando actos anticipados de campaña.

2.- La marcha misma del 27 de noviembre fue un acto digno de desfachatez e inmoralidad, ya que fiel a su nuevo alias, López Obrador, el rey del cash, tiro, o permitió que tiraran poco mas de un mil 500 millones de pesos en acarreos, lonches, sobornos, para que decenas de miles de compatriotas asistieran a la vista de México y del mundo, con mas de 1,750 autobuses contratados, debidamente documentados por un medio de comunicación nacional, y el testimonio de hombres y mujeres que afirman les pagaron por asistir, con hotel y alimentos y ….¿El INE, las autoridades electorales que están para velar por la imparcialidad entre los actores políticos? y ¿El no desvió de los dineros públicos (prerrogativas) en acciones no establecidas en la norma electoral?

3.- Por donde usted, amable lector, estimado radioescucha quiera voltearse, encontrará bardas pintadas, lonas, flyers, espectaculares, playeras, gorras, videos con grupos norteños carísimos (grupo firme), y mítines a favor de Claudia, de Adán Augusto, de Marcelo Ebrard en plena campaña, sin ser los tiempos para realizarla, así, de manera retadora, tanto para el resto de los partidos políticos, pero mas para las autoridades electorales que debieron ya haber intervenido desde meses atrás que las iniciaron. El INE o el TRIFE, en cambio, no han hecho absolutamente nada, consecuentemente esta ilegalidad por “”los calambres”” que desde las mañaneras un día si, y al otro también, les ha estado dando el presidente.

4.- Puedo afirmar que ya les agarró la mediada AMLO. Los aterrorizo con la campaña de la desaparición del INE y ahora, como fracaso su intento, deja sembrado el miedo entre los consejeros y magistrados del INE y del TRIFE.

Si la ley se aplicara en este país, las 3 corcholatas, por lo menos dos, las autoridades electorales deberían haberles advertido que les negarán su registro como candidatos a la presidencia de la república, pero como ya les tienen temor, eso no va a suceder y seguirán, seguirán y seguirán Claudia, Adán y Marcelo violando las leyes electorales, junto con su partido MORENA, a sabiendas que ningún correctivo o sanción les aplicarán las autoridades electorales encargadas de cumplir los lineamientos  de imparcialidad y legalidad electoral.

Tanto a magistrados como consejeros, MORENA les manda un claro mensaje de ya sabe usted quien: “A mi no me vengan con ese cuento de que la ley es la ley””.