*EN LA COLONIA LAS FLORES Y FRACCIONAMIENTO ARBOLEDAS.

Altamira, Tamaulipas.-  El gobierno municipal de Altamira que encabeza el Mtro. Armando Martínez Manríquez, continúa entregando vialidades pavimentadas, beneficiando esta vez a mil 610 personas de la colonia Las Flores y el fraccionamiento Arboledas.

Se trata de la calle Río Bravo entre Jazmín y Gardenia ubicada en la colonia Las Flores. Ahí el edil en conjunto con síndicos, regidores y vecinos realizaron el corte de listón inaugural de dicha vialidad que requirió 711.59 metros cuadrados de concreto hidráulico, 187.48 metros lineales de guarniciones, 240.56 metros cuadrados de banquetas, así como la reposición de la red hidráulica de 106 metros lineales con cuatro tomas domiciliarias, la reposición de 134 metros de red sanitaria con diez descargas y la instalación de cinco luminarias para beneficio de 110 personas. 

Cabe destacar que para esta construcción fueron necesarios 2 millones 418 mil 711 pesos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), obra que además viene a sumarse a otras acciones en beneficio de las familias que habitan esta colonia del sector Monte Alto, mismo en el que se han instalado previamente 976 luminarias, además de la rehabilitación del campo de fútbol de la zona, limpieza de predios, entre otras mejoras. 

“En esta administración lo que decimos lo cumplimos, por eso estamos aquí junto a ustedes para decirles: compromiso cumplido”, expresó el edil. 

Luego de esto, efectuó también la inauguración de la calle C – 1 del fraccionamiento Arboledas, para la cual con un monto de 2 millones 183 mil 466 pesos fueron aplicados 122 metros lineales de pavimento hidráulico, banquetas, guarniciones, rampas de acceso para personas con discapacidad, así como alumbrado público y una adecuación en el sistema de desfogue de agua de lluvia en beneficio de los mil 500 residentes de mencionado sector. 

“Obras son amores, por ello esta es la administración que más ha invertido en obra pública. Estamos cumpliendo y devolviéndoles el cariño que nos han brindado, porque Altamira tiene prisa por salir del rezago y así seguiremos trabajando”, concluyó Martínez Manríquez.