Altamira, Tam. – Más de 100 alumnos de la escuela primaria «Benito Juárez» del ejido con el mismo nombre están tomando clases a distancia debido a un extraño olor que se desprende de uno de los jardines, situación por la que también ha causado el interés de autoridades de petróleos mexicanos protección civil municipal y regional así como de Ecología de la localidad de Altamira.

Rosaura Báez Muñoz, maestra del plantel, explicó que no se trata de hidrocarburo o chapopote es algo que no han podido hasta, el momento definir aunque sea dicho que este mismo se percibe en otros lugares de la comunidad como los campos.

«Cuando los padres de familia confirmaron que se trataba de un aroma desconocido tomaron la decisión de que sus hijos recibieron educación desde sus casas a través de cuadernillos, mientras las autoridades correspondientes informen del dictamen que pueda dar seguridad en la salud de los niños», detalló.

Expuso qué de esta información saben sus jefes tanto de sector como de la supervisión e incluso el Centro Regional de desarrollo educativo en Altamira, mismos que se encuentran al pendiente de los resultados que emitan los estudios llevados a cabo por Protección Civil Estatal.

Mencionó que este miércoles asistieron personal de petróleos mexicanos quiénes hicieron una medición de explosividad situación que fue descartada y que de alguna manera los tiene tranquilos por los resultados.

Mientras tanto en el área se siguen llevando a cabo trabajos para determinar de qué se trata, ya que está revisando también por parte de Petróleos Mexicanos sí años atrás hubo en este punto algún pozo que pudiera haber quedado en desuso.