* Ya se hizo fase uno que fue reponer costaleras rotas ahora van por la dos que es hacer un proyecto que sea funcional al menos los próximos diez años
Por: María de Jesús Cortez
Tampico, Tam .- De acuerdo a lo que han analizado expertos en el tema del agua e involucrados en la problemática del dique «El Camalote», será si acaso hasta finales del mes de mayo que pudiera dejar de salir agua salada en los grifos; mientras tanto se debe avanzar hacia la fase dos con el proyecto de hacer una obra que sea funcional al menos los próximos diez años y la sociedad debe seguir ahorrando el vital líquido. En rueda de prensa convocada por el Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas, CIEST, fue su presidenta Bertha Salinas quien dijo que si lloviera tan sólo un poco ayudaría a bajar el agua salada para dejar fluir la dulce. Apperti Llovet agregó sobre lo mismo que cualquier cantidad de lluvia agua dulce que llegue acelerará el proceso porque el agua salada tiene mayor densidad y se va al fondo lo que permitiría, resaltó, que fluya el agua dulce «ahorita hay marcada diferencia, al bloquear el ingreso en dos puntos, ya tenemos menor salinidad». Al dar un parámetro, el empresario comentó que se llegó a tener tres mil partes por millón de medida en algunas de las tomas de las Comapas, el agua de mar tiene 33 mil partes por millón «es decir que estamos a un diez por ciento lo que es terrible». Los integrantes del CIEST señalan que es necesario empezar este año con la obra de reparación permanente del dique «El Camalote» aunque no se termine al cien por ciento y el año entrante finalizarlo. Apperti Llovet dijo que estiman que en junio de este año iniciarían las licitaciones en junio y dos meses después la obra «la fase 2 es reparar de manera permanente todas las escotaduras (tapones) que son nueve del sistema lagunario del Tamesí, los diques que son nueve los tenemos con una estructura de postes de madera más sacos de arena. Hoy el proyecto contempla reparaciones con tablestaca metálica más una estructura de concreto robusta para que dure diez, quince o veinte años que nos dé el puente para el proyecto integral de rescate del río Tamesí que vale más de mil 200 millones de pesos». Sobre el costo dijeron que son 80 millones de pesos implica hacer la fase dos y se va a dividir en dos etapas, 40 millones en este año, 20 que pone la Federación y otros 20 los ponen los cuatro municipios involucrados cuatro millones cada quien y el CIEST a través de la AISTAC ponen 4 millones de pesos también. «El recurso de los municipios está comprometido, estamos esperando el convenio entre Conagua y gobierno del estado para hacer un «adéndum» para que entren en ese compromiso. La intención no es que se ponga el dinero por adelantado sino conforme se vayan necesitando».
INDUSTRIAS PARAN LABORES POR PROBLEMA DE AGUA

Al hablar sobre las repercusiones que ha provocado en la industria de Altamira el problema de salinidad en el agua, Apperti Llovet dijo que eso representó en la industria que dos empresas dos rectores que valen muchos millones de dólares tuvieran que parar por la corrosión interna que provoco esa salinidad de 3 mil o 5 mil que llegó a la industria.»Una es MG Polímeros México. El estar en paro desde el sábado de la semana pasada nos representa una pérdida de un millón de dólares diarios y estamos parados porque nuestro proveedor de materia prima paró porque no pueden producir por esta situación. El proveedor también paró y declaró fuerza mayor a nivel mundial derivado de ese problema entonces cuando se declara fuerza mayor es un acto de Dios y no tenemos forma de a quien culpar de que no ha llovido que es el problema principal.