*El ex presidente de la Comisión de Hacienda del Estado del Congreso local señaló que se trata de una medida meramente recaudatoria.

Por: Irineo Pérez Melo
Xalapa, Ver.- La decisión de trasladar a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) el cobro de la verificación vehicular es una medida meramente recaudatoria que constituye un impuesto “fantasma” para los usuarios, aseguró el exdiputado Carlos Antonio Morales Guevara.

Y es que el pasado 21 de diciembre del año en curso, el pleno del Congreso del Estado aprobó el traslado del cobro de la verificación vehicular de la Secretaría del Medio Ambiente a la Sefiplan, por lo que los recursos obtenidos de la venta de los certificados holográficos del Programa de Verificación Vehicular Obligatoria sean regulados exclusivamente mediante el Código de Derechos para el Estado.

En entrevista, el exalcalde de Altotonga consideró que esto se debe a la necesidad del gobierno estatal de incrementar sus recursos propios, ante la baja recaudación que actualmente tiene.

Quien fuera presidente de la Comisión Permanente de Hacienda del Estado de la LXIV Legislatura del Congreso local, dijo que esta medida es meramente recaudatoria y que, en los hechos, puede calificarse como un “impuesto fantasma”, ya que con la homologación de la tarifa aumentará el cobro de derechos por este concepto.

Esta medida, provocó la inconformidad de los concesionarios de los centros de verificación de la entidad, quienes se manifestaron en la entrada principal del palacio legislativo, al considerar que con esta medida la Sefiplan los toma como sus empleados y dicho cobro no los verían reflejados en sus nóminas de inmediato, lo cual les ocasionaría serios problemas para cubrir sus compromisos.