*Municipios en grave riesgo

Apodaca, NL. – Es inminente la aparición de casos de coronavirus en los municipios de Nuevo León y la zona norte de México, pronosticó el alcalde Cesar Garza Villarreal, quien anunció la suspensión de los eventos masivos en esta localidad con gran vocación industrial, agregando que lamentablemente el gobierno federal está subestimando la capacidad destructiva del COVID-19.

En conferencia de prensa, el también presidente de la FENAMM (Federación Nacional de Municipios de México) dijo que ha pedido a las asociaciones de alcaldes del país convocar a una reunión urgente, para pedir apoyo de la Federación a fin de aplicar un cercano sanitario.

El munícipe recalcó que es inminente la llegada del coronavirus, “por lo que es mejor tomar medidas preventivas ahora, aislarnos antes de contraer la enfermedad y no cuando haya muchos casos”.

Indicó que dicha enfermedad “ha infectado a miles de personas en el mundo, en México sólo hay catorce casos confirmados pero los expertos consideran que hay muchos casos que el sistema de salud no tiene oportunidad de diagnosticar”, siendo los más vulnerables los adultos mayores y los enfermos.

Hizo ver que lamentablemente el gobierno federal está minimizando el problema, mientras que las universidades privadas como el Tec de Monterrey y la UDEM suspendieron las clases presenciales.

Agregó que conscientes de dicha situación, el Ayuntamiento a su cargo acordó cancelar todos los eventos oficiales de carácter público, incluyendo los festejos del aniversario de Apodaca que incluían una cabalgata.

Además dispuso en una primera fase, la compra de 150 mil cubrebocas y gel para distribuir entre la población, así como la instalación permanente del Consejo Municipal de Salud Pública, que estudiará la eventual suspensión de los mercados rodantes cuando sea necesario, gimnasios, guarderías, y demás edificios públicos.

También informó que se suspendió el vuelo diario a Corea del Sur, por ser éste el segundo país con más reportes de casos de coronavirus, por lo que invitó a las más de 1,400 empresas asentadas en el municipio, a que antes de que lo ordenen las autoridades sanitarias, evalúen la aplicación de protocolos de contingencia.

Garza Villarreal manifestó que en los próximos días y semanas podrían decretarse algunos paros laborales de emergencia, lo que sin duda afectará a 190 mil trabajadores que laboran en los 85 parques industriales de Apodaca.

En este punto, reconoció que hay riesgos, pues algunas incluso algunas empresas pueden quebrar, por lo que llamó a analizar todas las implicaciones posibles y pidió a Salud estatal y nacional que anticipen protocolos.

El gobierno federal debe dar apoyos económicos a los que se vean afectados por la suspensión de actividades, sobre todo aquellas que dependen de insumos y/p envíos de países de Europa y Asia.

Por desgracia, dijo que los municipios no han sido convocados ni instruidos por ninguna autoridad superior, por lo que a sugerencia de expertos en la materia, se están anticipando a los hechos.

Exhortó al gobierno federal y estatal para que anuncien medidas para un cerco sanitario y así evitar un problema mayor, estimando que entre el 20 y 31 de Marzo, el gobierno federal estará tomando medidas más drásticas que podría mantener en los próximos cuatro meses.

Expresó que lamentablemente y a diferencia de otros países, México ha sido laxo ante la amenaza de coronavirus, pese a que según los expertos consultados, el virus tiene una gran capacidad de transmisión, por lo que urge tomar medidas precisas ahora, como suspender eventos públicos e incluso sociales con más de 300 asistentes.

El alcalde fue tajante al señalar que definitivamente “el problema va a crecer al paso de los días, el periodo crítico de instalación es del 20 al 31 de marzo y ultimo de marzo”.

A pregunta de los reporteros, Garza Villarreal apuntó que a la fecha los muestreos a posibles infectados son aleatorios, ya que “no hay suficientes reactivos para las pruebas y sería muy grave que el virus estuviera circulando en la población porque nuestro sistema de salud no está preparado para enfrentar un problema de esa magnitud”.

Resaltó que “es iluso pensar que el coronavirus no llegará a México, pues la OMS ya declaró que se trata de una pandemia”.