*La señora Aida Feres de Nader dijo estar al pendiente de la salud del infante y pide a los padres de la localidad estar muy al pendiente de sus hijos para que no ocurran estos accidentes.
Por: María de Jesús Cortez
Tampico, Tam.-
Un niño de 10 años estuvo a punto de perder su mano luego de que le explotó un cohetón el pasado fin de año. De los hechos tomó conocimiento el Sistema DIF local cuya presidenta la señora Aida Feres de Nader cubrió los gastos del hospital.Al respecto, la propia presidenta del voluntariado, Aída Feres de Nader, informó que el menor de edad fue internado en el Hospital Juan Pablo II, ubicado en la zona norte de la ciudad.“Tuve comunicación con la mamá del niño y hoy lo dan de alta. He estado muy al pendiente del seguimiento de su salud porque se le tuvo que operar, le amputaron dos dedos y están viendo las condiciones para salvarle el dedo pulgar y que el doctor Hiram que lo está viendo le siga el procedimiento”, indicó.La presidenta del DIF comentó que el niño va a ser dado de alta y va a estar un tiempo esperando que el dedo reaccione, se desinflame y hagan la operación de ese dedo.“Estamos al pendiente de su salud y de apoyarlo en los gastos del hospital y ver que dice el doctor que lo operó. La señora va a estar en comunicación con nosotros para cuando lo den de alta y ayudarle con las deudas que tenga, con la cuenta”, enfatizó.Asimismo, Feres de Nader dijo que la ciudadanía, los habitantes de la colonia Morelos están juntando dinero para ayudar a la mamá del infante a juntar 72 mil pesos que pidió prestados a una persona para pagar la cuenta de un hospital privado en donde lo interno para poder salvarle la mano a su hijo.“Es muy lamentable, los niños son los que menos deben de adquirir esos artefactos y siempre se ha recomendado que si los papás quieren celebrar el fin de año estén al pendiente de sus hijos, que no dejen que los niños manejen ese tipo de artefactos porque el niño estuvo a punto de perder la mano, pero a tiempo llegó al hospital y sólo le amputaron un dedo y medio y está salvándole el otro también”.