*** Afirma líder que legalmente tiene la personalidad jurídica para representar al gremio

*** Da a entender que el jurídico del Municipio es un ignorante
Por: Isaac MOLINA ZAPATA

CIUDAD MADERO, TAM.- Tras afirmar que efectivamente es un trabajador jubilado del municipio de Ciudad Madero, el secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores al Servicio del H. Ayuntamiento (SUTSHA), Andrés Portillo Villegas, aseguró que a pesar del argumento del director del jurídico Magdiel Prieto, quien señaló que el dirigente del gremio no tiene personalidad legal para demandar al ayuntamiento, el líder gremial aclaró que la legalidad lo ampara.

Señaló que tiene una toma de nota del año 2014, la cual le es avalada por la Junta de Conciliación en Ciudad Victoria y que lo tiene como el representante del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Madero.

Andrés Portillo destacó que la representación que tiene es de hace 20 años, por lo que los estatutos no cambian su condición de secretario general de la organización, a pesar de encontrarse ya jubilado.

El secretario general del SUTSHA arremetió en contra del jurídico del Ayuntamiento maderense, dando a entender que Prieto Domínguez es un ignorante, “y eso aun y cuando lo diga mi estimado y ‘bien preparadísimo’ amigo Magdiel, que la Ley Federal del Trabajo lo dice, pues que me diga en qué artículo lo dice; nosotros, es decir, el sindicato que represento y seguiré representando, le demostraremos a quien sea necesario ante las autoridades que los tribunales colegiados ya han presentado esos antecedentes jurídicos”.

Mencionó que si este tema tiene algún tinte de tipo político es algo que el ayuntamiento de Madero está realizando y no el gremio que encabeza, debido a que la única política que tienen como sindicato es el bien de los trabajadores.

Por último, Portillo Villegas sostuvo que aunado a esto, el ayuntamiento de Madero no ha presentado ante la Secretaría del Trabajo las copias del contrato colectivo que está firmado por la presente administración, lo que se considera una situación irregular, pues no quieren reconocerlo ante la autoridad correspondiente.

Con las anteriores declaraciones, se demuestra el “rompimiento” entre autoridad y sindicato, recordando que la actual administración municipal tiene millonario adeudo con el gremio, originado por un laudo ganado por parte de los trabajadores.

Gráfico1