Por: Ambrocio López Gutiérrez

MIS PRIMOS BEATRIZ Y ANDRÉS

Es costumbre que quienes comparten apellidos se digan parientes lo cual me alegra mucho porque, en lo personal, yo tendría una numerosísima prole considerando que, por padre y por madre, heredé apelativos que se reproducen en toda Iberoamérica, tal vez porque los soldados, frailes y aventureros que llegaron de la península para conquistar, colonias y/o evangelizar estas tierras mexicanas, en su mayoría provenían de familias muy pobres y vinieron a América para hacer fortuna o para sobrevivir en mejores condiciones. Explicado lo anterior, en este texto, cuando me refiera al presidente de la república y a su esposa me referiré a ellos como si fueran mis primos.

El actual jefe del ejecutivo federal es viudo y se casó con su actual esposa quien le acompañó en diversas jornadas electorales, están criando un hijo, ella se mueve en el ámbito académico y literario para lo cual se creó una comisión que carece de presupuesto pero que sirve para que la doctora haga labores como promotora de la lectura, cronista, profesora, investigadora y diplomática ya que recientemente estuvo en El Vaticano entrevistándose con el Papa Francisco a quien le solicitó en préstamo algunos objetos con valor histórico que, por cierto, le negaron. Mi prima Beatriz Gutiérrez Müller renunció a ser primera dama, sin embargo, ha aceptado una serie de privilegios que no tendría si no estuviera casada con mi primo Andrés Manuel López Obrador.

Cuando AMLO asumió la presidencia de la república se anunció que ella no sería presidenta del DIF y que no habría primera dama. En el campo de la izquierda fue bien vista su actitud pues se consideraba que, en el pasado, las primeras damas se dedicaban a las actividades altruistas (caridad burguesa) y a gastar buena parte del erario con la certeza de que nadie las investigaría porque el sistema era muy machista pero era mal visto que se indagaran las cuentas de las esposas de los gobernantes. Lamentablemente, la prima Beatriz decidió continuar su carrera académica y literaria (ahora también cumple tareas diplomáticas) y fue beneficiada con una plaza de tiempo completo en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Semanas después (gracias a sus méritos, según mi primo AMLO), la doctora Gutiérrez Müller recibió nombramiento como nivel I en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Su plaza en Puebla así como su incorporación al SIN merecieron muchas opiniones, a favor y en contra, principalmente en redes sociales pero la prima Beatriz defendió su chamba con la misma pasión con la que renunció a ser primera dama. Sé bien que con lo dicho hasta aquí me arriesgo a ser llamado misógino, conservador o miembro de la prensa fifí, por eso quiero subrayar mi convicción de que la 4T está realizando cambios importantes en el país, que soy muy feliz porque la izquierda mexicana despacha en palacio nacional, que me convencen las mañaneras de mi primo AMLO pero no veo ninguna necesidad de que la (no primera) dama aproveche el sexenio del marido para mejorar sus nóminas académicas, científicas y/o literarias.

Ojalá que otras casas de estudios no caigan en la tentación de darle más nombramientos académicos o literarios a mi prima Beatriz porque ella, a pesar de que no quiso presidir el DIF ni ser primera dama de México, tiene muchos deberes que se pueden sintetizar de la siguiente manera: manejar el espacio del palacio nacional donde habita la familia presidencial, cumplir sus tareas de cónyuge de AMLO, atender a su hijo Jesús Ernesto aún menor de edad, encabezar el consejo de Memoria Histórica (o como se llame) cumplir tareas de embajadora de buena voluntad, ir todos los días de la Ciudad de México a Puebla a atender su plaza de maestra de tiempo completo, además de cumplir con los trabajos que le encomiende el SNI, ir a congresos y varios etcéteras.

En otro tema, Américo Villarreal Anaya, del grupo parlamentario de Morena, declaró que la transmisión en ampliación de facultades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sobre el control de puertos y marina mercante, a la Secretaría de Marina (SEMAR), fortalecerá a las instituciones. El legislador integrante de la comisión de marina señaló que la Semar tiene la capacidad de manejar los trámites administrativos que demanda el sector marítimo y con ello se elimina la duplicidad de funciones con SCT, evitando el dispendio de recursos humanos, financieros y materiales, lo que impedirá el engrosamiento burocrático cumpliendo con los principios de austeridad.

“Esto no representa que los puertos vayan a ser militarizados, simplemente es parte del proceso en el combate a las redes de corrupción, de transparentar y poner orden a todas las operaciones internas, de tráfico marítimo así como de realización de obras”, resaltó. Subrayó que existe toda la confianza hacia la Semar por su destacada labor para preservar la seguridad interior y exterior, así como su contribución en defensa a nuestra soberanía en islas, costas y aguas nacionales. Añadió que México requiere de una política de desarrollo marítimo integral, que favorezca al comercio internacional con una administración eficiente que permita dar cumplimiento a los estándares internacionales. “Con esta ampliación de facultades a la Semar, se garantiza el buen manejo y operaciones de los puertos lo que permitirá cumplir con el desarrollo marítimo.

El mismo senador AVA, del grupo parlamentario de Morena, aseguró que los cambios en el Fondo de Salud para el Bienestar pretenden solventar la apremiante necesidad gubernamental de disponer de recursos públicos para destinarlos a la atención de la pandemia del Covid-19. Durante la reciente sesión en la que se aprobaron modificaciones a la Ley General de Salud para transferir recursos del Fondo a la tesorería de la federación, señaló que solo sería una reorientación del dinero. “No se suprime el Fondo de Salud para el Bienestar, se preserva en los términos actuales; no se reducen los recursos presupuestales que por ley se destinan cada año y no se elimina ni se restringen los destinos a los que se aplica”, manifestó.

Mediante estas modificaciones, indicó Villareal Anaya, se garantiza el derecho de los mexicanos a la salud, conforme lo establece la Constitución, además, la disposición de solo una parte de los recursos permitirá atender la gran crisis a la que se enfrenta la nación manteniendo las obligaciones del estado mexicano. El legislador por Tamaulipas, dijo que se abre la posibilidad para priorizar y utilizar efectivamente, los recursos públicos que hasta ahora se encuentran desaprovechados, y destinarlos a la atención de la emergencia sanitaria y económica por la que atraviesa el país. Rechazó que las modificaciones a la ley sean una “chicanada”, ya que el objetivo es atender las necesidades de infraestructura, terminación de hospitales, y mantener el abasto y distribución de medicamentos, insumos y exámenes clínicos.

A propósito de senadores, el panista de minoría, Ismael García Cabeza de Vaca, festejó su cumpleaños 48, seguramente rodeado de sus seres queridos. Lo lamentable es que el legislador y hermano de nuestro gobernador Francisco, resultó positivo a la prueba de COVID 19. Ojalá se recupere pronto. Por cierto, Ismael (PAN) y Américo (Morena) siguen esforzándose en el intento de llegar al palacio estatal del 15 y 16 Juárez. Buena suerte.

Correo: amlogtz@gmail.com