Ambrocio López Gutiérrez/LOS GOBERNADORES PRECIOSOS

Un veterano colega cuenta que cuando Enrique Cárdenas González (+) era gobernador de Tamaulipas andaba en un recorrido por comunidades de Padilla cuando se percató de que un vehículo se acercaba demasiado a la unidad donde viajaba su comitiva. En un frenón Don Enrique se molestó y preguntó quién los perseguía; el alcalde del pueblo respondió: es uno de mis hijos señor gobernador, ya ve usted como son de volados los hijos de los funcionarios. En otro evento, en otro sexenio, en un ejido de Tula, el entonces gobernador Emilio Martínez Manautou (+) escuchaba atentamente la explicación de una obra pero, cuando se aburrió, el mandatario estatal exclamó: ingeniero, sea breve. Ahí se acabó la función y se regresaron para Victoria. Los gobernadores siempre han sido preciosos, algunos con gracia y otros con autoritarismo.

El exgobernador de Puebla Mario Marín Torres (internacionalmente conocido como el góber Precioso) compareció hace horas ante un juez en una audiencia en la que se reservó su derecho a declarar, pero solicitó arraigo domiciliario para enfrentar el juicio en su casa pues teme contagiarse de COVID-19 en prisión, la misma petición que han hecho el empresario Alonso Ancira (detenido por presunto lavado) y el exsecretario de Seguridad Genero García Luna (detenido por presuntos nexos con el narcotráfico). La petición de Marín, acusado de torturar a la periodista Lydia Cacho en 2005 tras desvelar una red de prostitución infantil, no fue concedida por el juez. La abogada Araceli Andrade, representante legal de Cacho, informó que la defensa de Mario Marín solicitó ampliar el término de 72 a 144 horas, por lo que el miércoles 10 de febrero se vencerá el plazo para que un juez resuelva si dictará auto de libertad o prisión contra el exmandatario.

La Verdad del Sureste publicó: “El miércoles a las 12 de la noche volvemos a ver si se queda él a su juicio en prisión”, explicó su abogado en entrevista con medios. La organización Artículo 19 informó que el exgobernador poblano también pidió continuar el proceso legal desde su domicilio alegando que sufre un padecimiento en el riñón. La abogada Araceli Andrade informó que insistió al juez para no aceptar el arraigo domiciliario de Marín Torres porque la medida podría poner en riesgo a Lydia Cacho. “Mario Marín no está aquí por voluntad, tiene medios políticos, económicos, materiales para sustraerse de la acción de la justicia, él aquí no está por voluntad. Si el pudiera estar mediante arraigo domiciliario lo ponen en la facilidad de sustraerse de la justicia y ponen en peligro a la víctima, físico y psicológico, es algo que ya sucedió…”

El exgobernador llegó al Juzgado Segundo de Distrito de Cancún para la primera audiencia por el delito de tortura por el cual podría alcanzar hasta 12 años de prisión. La abogada Araceli Andrade, representante legal de Lydia Cacho, adelantó que el exmandatario podría reservarse su derecho a declarar. La movilización del mandatario se realizó en un convoy de la policía procesal del estado, la cual inició alrededor de las 14:40 horas del penal de Cancún a los juzgados federales del Segundo Distrito en la avenida Andrés Quintana Roo. El exgobernador de Puebla (2005-2011), fue detenido este miércoles en Acapulco, Guerrero, por presuntamente haber torturado a la periodista Lydia Cacho en 2005 tras destapar una red de pornografía y prostitución infantil.

Marín era buscado desde hace casi dos años, después de que en abril de 2019 una jueza del suroriental estado de Quintana Roo emitiera una orden de aprehensión contra cuatro personas: el exgobernador, el empresario José Kamel Nacif, el exjefe de la policía estatal, Adolfo Karam, y su director de mandamientos judiciales, Juan Sánchez. Marín gobernó el central estado de Puebla dentro del Partido Revolucionario Institucional. La activista fue detenida en diciembre de 2005 por una decena de policías que, sin contar con orden de captura, la trasladaron de Cancún a Puebla en un vehículo propiedad del empresario José Kamel Nacif. El mencionado era uno de los principales señalados en el libro dedicado a la investigación del suceso titulado “Los demonios del Edén”, en el que la periodista denunció una trama de pornografía y prostitución infantil.

Durante el viaje por carretera de Cancún a Puebla, que duró más de 20 horas, Cacho fue torturada física y psicológicamente, además de sufrir tocamientos e insinuaciones sexuales y ser amenazada de muerte de manera verbal y física. La Suprema Corte de Justicia de la Nación concluyó en 2007 que no se violaron “de forma grave” las garantías individuales de Cacho. En 2018 el Comité de los Derechos Humanos de la ONU aprobó un dictamen que declaró al Estado mexicano responsable de varias violaciones de derechos humanos en contra de Lydia Cacho y otorgaba 180 días para implementar las medidas correspondientes. A comienzos de 2019, el Gobierno de México pidió disculpas a la periodista al reconocer que se violaron sus derechos humanos cuando fue agredida en 2005 tras denunciar una red de pederastas ligada a empresarios y gobernantes.

Otro político precioso, César Duarte Jáquez, ex gobernador de Chihuahua, fue detenido en Florida, Estados Unidos, luego de que era buscado por la Interpol desde 2017, por los delitos de peculado agravado y peculado, delito previsto y sancionado en el artículo 11, fracción III, de la Ley General en Materia de Delitos Electorales. ¿Quién es César Duarte? Antes de ser buscado por las autoridades, Duarte Jáquez fue gobernador de Chihuahua del 4 de octubre de 2010 al 3 de octubre de 2016, cuando tomó posesión Javier Corral, quien lo acusó del delito de peculado por 275 millones de pesos. Duarte es originario de Hidalgo del Parral, Chihuahua, y nació en abril de 1963. Es abogado egresado de la Universidad del Valle de México.

Desde 1977 ya era miembro del Partido Revolucionario Institucional. En enero de 2019, el ex gobernador priista fue expulsado de su partido, a solicitud de Ernesto Nemer Álvarez, secretario Técnico del Consejo Político Nacional, así lo informó la entonces subsecretaria del Consejo Político Nacional de ese partido, Socorro Jasso Nieto. Con su expulsión, ya eran cinco los ex gobernadores que dejaron su militancia en el partido tricolor después de Javier Duarte, Roberto Borge, Humberto Moreira y Tomás Yarrington. Milenio reportó: el ex gobernador imputó su expulsión del partido ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al argumentar que no debía ser sacado hasta que se comprobaran los delitos por los que era acusado.

César Duarte también fue presidente de la Cámara de Diputados del 1 de septiembre de 22008 al 31 de agosto de 2009. Además fue diputado en el Congreso de Chihuahua por el Distrito 9 del 1 de septiembre de 2006 al 31 de agosto de 2009 y fue plurinominal del 1 de septiembre de 2000 al 31 de agosto de 2003. Antes de ser legislador, Duarte ocupó la titularidad en la Confederación Nacional Campesina en Chihuahua y también fue secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional de la misma organización. También estuvo como consejero municipal y estatal del PRI, fue secretario general y presidente del Comité Municipal en Parral, Chihuahua.

En su momento, El Heraldo de México publicó un reporte sobre otros políticos preciosos (por su alto costo para el erario): Los 10 gobernadores federalistas, han tratado de sumar más integrantes de otros estados para tratar los temas que competen al país y discuten para homologarcriterios en materia de salud y economía y poder hacer frente a la pandemia del nuevo coronavirus. Los mandatarios, buscan la creación de una Comisión Nacional Hacendaria de manera urgente, para cambiar la distribución de los recursos de una manera más justa. Entre los acuerdos, los estados revisarán el padrón de escuelas de medicina para atender la demanda del personal médico entre otros temas como la creación de un organismo para atracción de inversiones y estrategias en conjunto con la organización para la cooperación y el desarrolloeconómico de México.

Los estados que conforman la AlianzaFederalista (conocida también como frente de gobernadores ingobernables) en la República Mexicana son: Aguascalientes, Coahuila, Colima, Chihuahua, Guanajuato Jalisco, Michoacán, Nuevo León, y Tamaulipas, en los que los gobernadores se reúnen dentro de los estados mencionados anteriormente. Los Gobernadores preciosos que conforman la Alianza Federalista son: Martín Orozco Sandoval, Aguascalientes; Enrique Alfaro Ramírez, Jalisco; Jaime Rodríguez Calderón, Nuevo León; Francisco García Cabeza de Vaca, Tamaulipas; Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Guanajuato; Miguel Ángel Riquelme Solís, Coahuila; Silvano Aureoles Conejo, Michoacán; José Ignacio Peralta, Colima y Javier Corral Jurado, Chihuahua. Cabe destacar que la gran mayoría de los gobernadores que conforman la Alianza Federalista pertenecen al Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el resto es del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de Movimiento Ciudadano, y el único independiente, Jaime Rodríguez Calderón.

Concluyo esta columna agradeciendo las múltiples muestras de afecto de colegas, amigos y familiares con motivo de que cumplí un año más de vida. Dios bendiga a todas las personas que me han acompañado en mis primeras 65 vueltas al sol.

Correo: amlogtz@gmail.com