¡No mentir, no robar, no traicionar!

Por redaccion Nov7,2021

Loading

Por Helí Herrera Hernández

         La sociedad nacional, tarde, pero les ha venido cobrando los agravios al partido político MORENA.

         Por eso ese desfasamiento en su votación de 2018, donde superaron los 30 millones de sufragios, y tres años después, en las elecciones del 6 de junio pasado, cuando perdieron 13 millones, 863 mil, 159 votos y con ello, la mayoría calificada en la cámara baja del Congreso de la Unión, que ahora les esta cobrando factura en las pretensiones legislativas del presidente Andrés Manuel de modificar la Constitución, aunque el dolor mayor lo padecieron en su bastión >la ciudad de México< donde perdieron las principales municipalidades, y que de haber estado en juego la gubernatura de la misma, la habrían perdido también.

         Se les viene lo peor, no tengo la menor duda, porque le siguen mintiendo al pueblo de México. Por eso, tal y como lo asegure en mis entregas a este medio de comunicación desde 2019, que usted leyó o escucho, donde afirme que MORENA dejaría de recibir millones de votos en las elecciones de 2021, hoy vaticino, dialécticamente, no sobando una bola de cristal, que 2024 será su Waterloo. Aquí lo razono

         Criticaban con severidad el nepotismo, y ellos resultaron peores, en los tres niveles de gobierno. Aquí mismo en Veracruz, los parientes del gobernador están presentes en diferentes áreas del gobierno; las esposas, madres, padres, hermanos o primos de los funcionarios del gabinete están acomodadas en puestos claves de la estructura gubernamental, o en la cámara de diputados, y otros tantos tan solo en la nómina.

Criticaban hasta la saciedad la corrupción y todos los días nos enteramos de los negocios que, desde el poder, los funcionarios magentas hacen con adjudicaciones directas, con sus propias constructoras, imponiéndoles a los alcaldes (as), tesoreros o directores de obras, así como los abusos  que ejecutan los cuerpos de transito y policías.

Y no menor es el asunto de las mentiras de todos los días, como esas que el diputado Jorge Álvarez Máynez (coordinador del grupo legislativo de Movimiento Ciudadano), les recordó en la comparecencia, en la cámara baja, del Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdoba, cuando les precisó dos de las mayores tomadas de pelo que le han dado a los mexicanos. Primero, aquella promesa del propio ejecutivo federal que afirmo, que utilizarían el 50 por ciento las prerrogativas de MORENA para resarcir daños del sismo de 2017, y mas recientemente, la peor, aquella que darían 1,122 millones de pesos (la mitad de sus prerrogativas) para la compra de vacunas anticovid, y así lo hicieron saber en espectaculares, spots de radio y televisión por conducto de su dirigente nacional Mario Delgado, y Álvarez Máynez aprovecho la presencia de Lorenzo Córdoba para descubrirles el entuerto, ¡Que solo dieron 150 millones y no los mil ciento veintidós!

Por eso enfurecieron las y los legisladores de MORENA en el recinto cameral, porque el diputado de Movimiento Ciudadano los califico de mentirosos, de traicionar a los mexicanos y de robarles su voluntad electoral con falsedades.

¡No mentir, no robar, no traicionar! Cuando los hechos y la realidad muestran otra cosa.

Por eso el odio a Movimiento Ciudadano del Gobierno-Morena. Por eso le quitan un diputado a mansalva en Veracruz; por eso andan detrás de los alcaldes electos de Movimiento Ciudadano, mas para exhibirlos como trofeos, que, para beneficiar a sus pueblos, y así seguirán porque ese es su ADN, pero les reitero, las facturas las pagaran el domingo 2 de junio de 2024.

Esa noche les volverá la sordera que tuvieron el pasado seis de junio. No oirán el repiqueteo de sus teléfonos por varias semanas, y quizás por ser elecciones presidenciales y de gobernador acá en la aldea, hasta el autoexilio los alcance.

¡Al tiempo si no!

Related Post