Tiempos difíciles se avecinan en Morena

Por redaccion Nov21,2021

Loading

No cabe duda que la política es de circunstancias.

         Platicando una tarde del mes de marzo de 1987, en su despacho de palacio de gobierno con el gobernador Fernando Gutiérrez Barrios, me afirmaba que los políticos deberían entender que el poder es como una rueda de la fortuna, que en algunas ocasiones les tocaría estar ascendiendo para colocarse en la parte mas alta, y que debía uno prepararse en ese mismo momento para cuando iniciara el descenso, que inevitablemente nos situaría en la parte mas baja.

         La paradoja la aderezó con otro comentario: “Hay que prepararse física y mentalmente para cuando este uno ejerciendo el poder, para no abusar del mismo, pero prepararse mucho mejor para dejarlo, que es lo mas difícil, porque si no, abundaran las >cuentas por cobrar<, por las acciones u omisiones cometidas”.

         Palabras mas, palabras menos, eso vino a mi mente en estas ultimas semanas en que observo como, tanto a nivel nacional como local, las ambiciones por mantener el poder publico hacen que los líderes del partido MORENA estén cometiendo demasiados errores, que los están conduciendo, inevitablemente, al enfrentamiento primero, y a la derrota en el 2024, porque puedo adelantar que ya se metieron en tierras pantanosas, que difícilmente podrán salir de ellas, por las heridas que están dejando marcados a hombres y mujeres que los acompañaron para conseguir el triunfo en el 2018, y ahora, por las ambiciones de mantenerse en el gobierno estatal y nacional, no dudan en causarlas a sus otrora compañeros de lucha, para dejarlos fuera de la lucha político-electoral.

         La guerra, por ejemplo, en Veracruz, ya inicio. Mientras los líderes reales y formales de MORENA andaban buscando ripio político, hablando con presidentes municipales electos, y diputadas locales, para colgar sus cabezas en la sala de trofeos en sus oficinas estatales, el presidente de la cámara de diputados federales Sergio Gutiérrez Luna les estaba tejiendo fino, desde Pueblo Viejo hasta Las Choapas, construyendo una red de hombres y mujeres de ese instituto político para crear su estructura política, con rumbo a la candidatura al gobierno de este estado.

         Los dejó que anduvieran de cacería con presas diminutas, mientras el los cazaba con trabajo político de alto nivel y, cuando alguien de la capital federal les advirtió del error garrafal que estaban cometiendo (porque nadie del gobierno, ni de la esfera política estatal de MORENA tiene visión), empezaron ninguneando al diputado federal con frases como “que se ocupe de sacar la reforma eléctrica en lugar de andar perdiendo el tiempo porque acá, nadie lo conoce”.

         Ha calado tanto ya el trabajo de este >moreno< en la estructura gubernamental, que quien menos debería de preocuparse por Sergio Gutiérrez Luna, el gobernador Cuitláhuac García, ya lo sigue todos los días y se ocupa escribiéndole tuits y mas tuits, elevando indirectamente de esa manera, la evolución mediática del mismo en todo el estado, sumando en consecuencia a todas las personas de ese instituto político que han sido desplazados por el gobierno y por la dirigencia estatal.

         A ese adversario, que ya saco de quicio a los que mandan en Veracruz, por si fuera poco, se les sumo otro este fin de semana de mucho mayor envergadura que el diputado Sergio. Se trata ni mas ni menos que el líder del senado de la república Ricardo Monreal, que viendo como el presidente de la cámara de diputados trae una estructura política, (que bien le puede servir a el en sus pretensiones),  pues le vino a dar un empujoncito a Veracruz y critico soterradamente al Gobierno >aunque dirigió el mensaje al Poder judicial de Veracruz<, por el famosísimo delito de “ultrajes a la autoridad”, que enojo tanto al ejecutivo estatal que a través de una cuenta dudosa @ricardomonroy, le contesto a Monreal (re tuiteándolo), diciéndole que debería de llamarle la atención al gobernador de Zacatecas (su hermano), por la brutal violencia que afecta el estado (los hombres colgados en un puente).

         Sin duda estos son los prolegómenos de una guerra inter-morenista cuyos saldos no los veremos a corto plazo, sino la noche del 2 de junio de 2024. plazacaracol@hotmail.com

                                                                  twitter: HELÍHERRERA.es

Related Post