* ORFIS denuncia al ex alcalde de Angel R. Cabada por uso de documentación «patito».
Por Iván Calderón.

Resulta que cuatro ex alcaldes de Veracruz quisieron pasarse de listos entregando documentación «patito» o apócrifa ante el órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) para justificar un  millonario daño patrimonial, el cual asciende a los $44 millones 827 mil 781.27 pesos de las Cuentas Públicas 2019 y 2020.
Sin embargo, el ORFIS ya presentó sendas denuncias ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado de Veracruz contra quienes llevaron los destinos de los Ayuntamientos de Ángel R. Cabada, Yecuatla, Aquila y Huayacocotla.
De acuerdo con los informes de Resultados de la Cuenta Pública 2019, el Ayuntamiento de Ángel R. Cabada que presidió el ex presidente municipal Arturo Herviz Reyes, resultó con una observación de daño patrimonial de $20 millones 523 mil 533.54 pesos. 
Mucha lana.
En declaraciones de la titular del órgano de Fiscalización, Delia González Cobos, señaló «No podemos permitir que una autoridad que emplea recursos públicos presente documentos falsos ante otra autoridad, con la finalidad de liberarse de un daño patrimonial”.
Así, Arturo Herviz Reyes junto con Fidencio Romero Ortega, Jobita Ramírez Limón y Juan Enrique Lemus Salazar, se encuentran ya «en capilla» para que rindan cuentas ante la autoridad o de lo contrario pudieran ser hasta inquilinos de Pacho Viejo. 
Era Agosto del 2019 cuando un escándalo en el cañero municipio corrió como reguero de pólvora a escala nacional.
De acuerdo con el diario El Universal, Arturo Herviz, aceptó que mandó a realizar una obra que implicó la electrificación de su rancho (https://www.eluniversal.com.mx/estados/admite-edil-en-veracruz-gastar-en-obra-electrica-que-beneficia-su-rancho)… «pero, pues a final de cuentas, también salieron beneficiados los vecinos. Así que todos contentos, ¿no?», se justifició.
De esta manera se defendió el perredista señalando que todo se trataba de una campaña para desprestigiarlo, por lo que procedería penalmente por daño moral hacia su persona.
Ahora ya se supo donde quedó un $1 millón, solo falta saber dónde están los otros $19.
Y mientras esto pasa, Herviz Reyes como jefe político de un grupo del PRD le ha cantado la guerra directa al Gobierno del Estado, a Cuitlahuac García, a Eric Cisneros y la Fiscalía con el tema de los presos políticos, como Rogelio Franco Castán y Goyo Gómez, pese a que los familiares de Goyo han pedido encarecidamente «que no los metan en sus broncas». 
Ya veremos cómo les va, porque se sabe que con los amigos del Gobierno en turno siempre existe «justicia y gracia», y con sus enemigos «justicia a secas».
Esperemos a ver qué es lo que pasa. 
@IvanKalderon