• Todo derivado de protestas por la liberación de presunto homicida de un comerciante, en Rancho Nuevo, municipio de Citlaltépetl

Ozuluama, Ver., 11 de septiembre de 2020. Trascendió ayer por la tarde que el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado habría destituido al juez Eduardo Joachin Hernández como titular del Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral del Distrito Judicial de Ozuluama, quien fue señalado de liberar al presunto homicida de un comerciante, a pesar de la contundencia de las pruebas existentes en su contra.
Lo anterior, derivado de la airada protesta que el martes efectuara un grupo de personas frente al inmueble que ocupa la Sala de Juicios Orales, en esta ciudad, exigiendo mediante pancartas y consignas la destitución del funcionario, debido a su resolución en torno a los hechos ocurridos el pasado 29 de agosto en la comunidad de Rancho Nuevo, municipio de Citlaltépetl, cuando Doroteo “N” habría sido ultimado en su negocio por Samuel “N”.
De acuerdo a los habitantes del lugar, el supuesto autor del artero crimen fue aprehendido por ellos mismos y entregado a las autoridades correspondientes, cuando aún su ropa se encontraba ensangrentada y llevaba en su poder 100 mil pesos que se presume conformaban el botín obtenido, pruebas que no bastaron para el juez Eduardo Joachin, lo que causó la indignación de la familia del occiso y de los demás moradores de Rancho Nuevo.
Cabe señalar que el funcionario ya había sido procesado cuando fungía como juez en Pánuco, por presuntamente apoderarse del dinero de las fianzas, ante lo cual se le giró orden de aprehensión, sin embargo no fue procesado pese a estar comprobada su participación en los hechos, toda vez que contaba con la protección del entonces presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña. (Tomado de Vox Populi)