Por Helí Herrera Hernández.

         Antier, en la ex hacienda de Guadalupe, en Coahuila, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aprovechando el marco del 109 aniversario de la creación del Ejército Mexicano, manifestó que “la estrategia golpista de los medios de comunicación no le han hecho mella”, y déjenme comentarles estimados lectores y radioescuchas que tiene razón, pero solo en una pequeñísima parte, porque la realidad nos arroja otros datos.

         Los explico y con números, porque luego a mi correo electrónico llegan algunos  mensajes >cada vez menos, por cierto<, de seguidores de la 4T, con insultos, mas no argumentos, criticando mis artículos en los distintos medios.

1.- Para el 21 de enero, el promedio de las encuestas nacionales daban al ejecutivo federal un 60 por ciento de aprobación y apoyo a su gobierno, es decir, que para esa fecha, AMLO había perdido 7 puntos porcentuales con respecto a la última medición del año 2021, que las conocimos en diciembre, y que, traducido ese porcentaje en una renta electoral, anotaba en mi entrega de hace quince días a este medio, se traducía en 3 millones y medio de votos menos.

2.- En estos distintos estudios de opinión, aun no estallaba el escandalo de la vida de lujo en que vive José Ramón López Beltrán, el hijo del mandatario, y que es al que mas concretamente se refiere el presidente con la frase “estrategia golpista de los medios de comunicación”. No, las encuestas publicadas en diciembre del año pasado recogían los yerros de las políticas públicas del mandatario federal, que se han visto reflejados en los deteriorados niveles de vida de las masas sociales (a las que prometió beneficiar), a la no entrega de los medicamentos en las instituciones publicas de salud para los niños con cáncer, entre otras; al crecimiento de la inseguridad en varios estados, que da pie a pensar que los grupos criminales ya rebasaron al Estado etc., y los millones de compatriotas se enteran no solo por los medios de comunicación, sino mas bien, en un alto porcentaje, en las redes sociales. Si, esas que el mismo Andrés Manuel le llamaba >las benditas redes sociales<.

3.- pongo aquí un ejemplo. En diciembre, esas mismas encuestas afirmaban que si en ese mes había elecciones en los estados de Durango, Oaxaca, Quintana Roo, Aguas Calientes, Hidalgo y Tamaulipas (que se efectuarán el primer domingo del mes de junio de este año), la oposición solo ganaría Aguas Calientes (como lo confirmaría en una conversación telefónica que le pillaron al líder nacional del PAN Marko Cortes), y en las otras 5 entidades federativas MORENA arrasaría, quitándole esas gubernaturas al PRI y PAN. En cambio hoy, las encuestas y distintos estudios de opinión en materia electoral nos muestran el desinfle del partido del presidente en esos 5 estados, a grado tal que ya fueron rebasados sus candidatos (as), en Durango (donde han perdido 15 puntos porcentuales que llevaban de ventaja), y Tamaulipas, y si no logran en Oaxaca convencer a Susana Harp Helú, sobrina del magnate Alfredo Harpa Helú, para que se quede en MORENA y decide salirse de ese instituto político, al que acusa de tramposo, racista y antifeminista, también podría complicársele esa elección.

4.- Es decir, de 5 triunfos cantados que tenían en diciembre, a casi 100 días de la elección en esas entidades federativas, solo tienen posibilidad en estos momentos en Hidalgo y Quintana Roo, porque el mal gobierno empieza a permear en la opinión publica nacional, independientemente de la cena de negros que se traen entre las distintas tribus que cohabitan en MORENA, y que ellos mismos observan que el buque empieza hacer agua, empezándolo abandonar.

5.- Ahora bien, después de la aparición de >la casa gris< que echa por tierra toda la filosofía amloista de austeridad republicana, de traer 200 pesos en la cartera, de vivir con un par de zapatos, de que los hijos no se vayan a estudiar al extranjero, etc, etc, la empresa encuestadora MetricsMx da a conocer en la semana que recién termino, dos series de encuestas que explican la perdida de apoyo de las bases a la 4t y su líder, y que si le están haciendo mella en su popularidad y liderazgo:

A la pregunta ¿Consideran que este escandalo si impacto en la confianza al presidente?, el 58.9 por ciento de los encuestados dijo que SI, el 34.9 dijo que NO y el resto que NO SE. ¿Cree usted que José Ramón López Beltrán  es inocente del conflicto de intereses y tráfico de influencias?, el 46.4% dijo que SI es culpable y el 42.5 que NO; ¿Fue legal y adecuado  que López Obrador diera a conocer los supuestos ingresos de Carlos Loret de Mola? El 48.7% lo considero ilegal e inadecuado, contra el 44.4% que lo considero legal y adecuado.

         Las encuestas, esas encuestas que durante los primeros 5 meses de 2018 afirmaban que AMLO iba a ganar por paliza, y eran cuestionados por la oposición a MORENA, ahora dicen que el presidente va en declive permanente, aunque afirme “que no le han hecho mella”. No soy yo, u otros cuestionadores de AMLO lo que lo decimos, sino esas encuestas y, si AMLO se cae, MORENA se estrella, de allí aquel articulo mío del 19 de diciembre del año pasado donde escribí: Nos vemos en 2024.