*** El mandatario nacional ni siquiera bajó el vidrio de la camioneta en que viajaba para saludarlos

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

CIUDAD MADERO, TAM.- Trabajadores jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social, estuvieron afuera de las instalaciones de la refinería de Ciudad Madero desde la llegada del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

Señalaron que su intención era ser escuchados por el mandatario nacional, para que la Federación les pague 27 mil millones de pesos a un promedio de 80 mil personas a quienes se les adeudan sus AFORES.

Carlos Barrientos, uno de los representantes de este grupo de personas, dijo que el dinero que exigen es el que se generó por más de 20 años de trabajo, por ello es que esperan que el presidente Andrés Manuel López Obrador, gire las instrucciones en torno a estos casos.

«Su intervención para que nos ayude a una entrevista con el secretario de Hacienda y podamos hacer los arreglos para que nos devuelvan la cantidad de dinero que tenemos en nuestras cuentas de ahorro de nuestras AFORES, en lo que se refiere a vejez», mencionó.

Destacó que dicho ahorro se estuvo devolviendo a los trabajadores que se fueron jubilando hasta el 2015, lo que se considera una injusticia, por ello es que desean pedirle al presidente de la república su intervención para que se haga lo necesario.

Añadió finalmente, que se trata de 80 mil trabajadores, y desde el 2015 no han podido acceder a estos recursos, afectando en la zona a más de 200 personas.

Lamentablemente los jubilados no fueron atendidos por el mandatario nacional, pues AMLO ni siquiera bajó el cristal de la camioneta blindada en la que viajaba para saludarlos.