Vaya que la jornada electoral fue intensa y arrojó algunos cambios en el tablero político nacional, ya que a juzgar por los primeros resultados dados a conocer la noche del domingo, la 4T seguirá teniendo el control de la cancha, pero
no tanto como al principio…

Los morenistas no se podrán quejar, pues le metieron muchas ganas (y pesos) para ganarle a los «neoliberales» atrincherados en la coalición PRI-PAN-PRD, aunque no les alcanzó para tener la mayoría calificada en el Congreso y
eso los tendrá calmados un rato…

Pero les fue bien en las gubernaturas, pues de 15 se llevarían 11, empezando por Sonora, donde dicen que Poncho Durazo no podía creer que había ganado, ya que toda la campaña se la pasó rodeado de guaruras del ejército y la marina
pues bien dicen que el miedo no anda en burro…

En Campeche, donde Alito quiso madrugar con un supuesto triunfo del PRI, Layda Sansores le dio la vuelta a la votación y se alzó con una victoria…Aquí se puede aplicar el dicho del que porfía mata venado y es que por fin se le hizo a la hija del «Negro» Carlos Sansores Pérez…

En tierras regias, el chamaco Samy García la armó en grande, pues dicen que el conteo rápido de votos lo favorece, aunque el priísta Adrián de la Garza también se declaró como el ganón…Pues ora sí que se le cumplió la tonadita
de campaña de acaba con la «vieja política»…

Pero fue en la capital del país, donde le dieron la mayor revolcada a Morena, se le echaron en montón el PRI, PAN y PRD, al arrebatarle la mitad de las delegaciones o alcaldías, en lo que muchos consideran como un voto de castigo por el accidente de la línea 12 del Metro, donde júrelo usted, nadie será culpable…Ora sí, como dijo, AMLO «tengan para que aprendan…»

Y al parecer sí les sirvió la estrategia del desafuero contra el gobernador, pues el PAN en Tamaulipas perderá las alcaldías de las principales ciudades (excepto Tampico, donde Chucho Nader repite colorado) y casi todas las diputaciones locales y federales…

Otro que repite pues su triunfo estaba más que cantado es Adrián Oseguera, que dejó atrás por mucho a un Jimy Turrubiates que tercamente se negaba a hacer su derrota, por lo que Morena conserva Ciudad Madero, al igual que
Matamoros y gana Reynosa, Nuevo Laredo, Victoria y hasta Altamira…

El más contento es Armando Martínez Manriquez, quien confirmó aquello de que «la tercera es la vencida», superando a un Ciro Hernández que tuvo todo para ganar, pero al final se le escapó la liebre…

En Veracruz la gente salió a votar con ganas y al parecer Cuitláhuac y su estratega Eric Patrocinio Cisneros Burgos hicieron bien su tarea, pues Morena se queda con mayoría en el Congreso, así como las alcaldías de Xalapa, Córdoba, Huatusco y otras, mientras que Veracruz puerto seguía sin definirse…

Muy comentado el reconocimiento que hizo Paloma Guillén Vicente al ser la primera en levantarle la mano a Chucho Nader, dándose por vencida, confirmando el triste papel de comparsa que hicieron…

Claro que faltan todavía muchas alcaldías por definir en los próximos días, sin embargo es obvio que Morena y el Verde arrasaron, lo cual no es ninguna novedad pues es el partido en el poder y es lo mismo que pasaba cuando estaba el PRI o el PAN en su momento…

En el camino se quedaron muchos políticos colmilludos como Zita Pazzi o echados para adelante como Alma Viridiana, sin embargo todos contribuyeron a que el país se mantenga en el camino de la democracia…

Por lo pronto, la oposición consiguió lo que buscaba al frenar a AMLO y su mesianismo, ahora lo que sigue es trabajar para el 2024 y antes la dichosa revocación de mandato, evidente maniobra para que el «fuhrer» siga dos años más en Palacio Nacional…¿será…?