ALTERNATIVAS PARA EL DESARROLLO DE LA SEGUNDA LÍNEA DEL ACUEDUCTO VICTORIA

Por redaccion Oct1,2023

Loading

FACTOR ENTRE DOS

Por José Efraín Caballero Sevilla

El que no se le asignarán a Tamaulipas los  recursos presupuestales de la federación, para dar inicio a las obras de la segunda línea del acueducto de Victoria en el 2024, ha causado gran frustración y desesperanza en la ciudadanía capitalina.

Los victorenses tendremos que esperar un año más para que caiga el recurso, y súmele, que son tres años que tardaría la obra en concluirse, por lo que dentro de cuatro años allá por el 2028 si bien nos va, tendríamos la posibilidad de contar de manera indiscriminada con el vital líquido.

Es al gobierno federal a quien le toca financiar y otorgar los 1800 millones de pesos que se requieren para la realización de esta vital obra, ya que el proyecto fue presentado en tiempo y forma por las autoridades municipales y estatales, proyecto que garantizará el suministro hídrico hasta el año 2050 en la capital del estado.

Es correcta y prioritaria la política que llevan el gobierno del Estado de Américo Villarreal Anaya y el Alcalde Eduardo Gattás, en cuanto a sustituir las tuberías afectadas que tienen decenas de años de uso, ya que por ahí se está perdiendo el 40% del agua que se distribuye hacia los diversos sectores de la ciudad.

El único pero, es que a este paso que se lleva, si no se le invierte mayor capital, se van a tardar mucho tiempo en arreglar ese problema, sin una ayudadita de la federación.

Le expondré tres alternativas que según expertos son bastante viables, y pudieran acelerar la realización de la obra, otorgándoles pronta respuesta a los ciudadanos.

1.- Si el gobierno federal se decide a otorgar el recurso el año entrante, se podría dividir el proyecto en tres partes y se concesionaria a tres empresas de manera simultánea; similar a lo que se hiso con el Tren Maya, que se concesionó a diversas empresas para acelerar la conclusión de la obra en tiempo record.

En lugar de concesionar a una empresa el desarrollo del acueducto, se puede otorgar a tres empresas que cuenten con el potencial. Se reduciría de tres años, a un año. Esto generaría mayores fuentes de empleo y se beneficiaría a los más de 350 mil habitantes de Victoria.

2.- Y ya si no existe respuesta de Presidencia, la otra alternativa es pedir prestado a Banobras, a la iniciativa privada, o a quien corresponda, como segunda opción para captar los 1800 millones de pesos necesarios para la realización de la obra. No hay tiempo que perder.

3.- Si no se obtiene el recurso público, la última opción sería concesionar a la iniciativa privada la realización del proyecto. Al generar mayores ingresos en las arcas de COMAPA posterior a la conclusión de la obra, se le otorgaría ese excedente a los inversionistas, hasta haber cubierto el monto más su porcentaje de ganancia, como cualquier inversionista honesto aceptaría, y no de por vida como se hacía en el pasado. Cabe señalar que ya existe cooperación entre la iniciativa privada y organismos públicos en diversas entidades del país, contando con un sistema hibrido entre recursos públicos y privados para darle solución a este problema.

Estimado lector, le deseo tenga un excelente día.

Contacto: factorentredos@hotmail.com

Related Post