Condena la Iglesia Católica la imagen parcial de la mujer que exalta falsas libertades y derechos

Por redaccion Mar8,2020

Loading

*La mujer está llamada a desarrollarse integralmente como persona, pero hay condicionamientos que hacen difícil su camino: Arquidiócesis de Xalapa.

Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver.- .- La Arquidiócesis de Xalapa condenó la difundida cultura hedonista y comercial que promueve la explotación sistemática de la mujer y denunció la imagen parcial de aquella que desea imponer la ideología de género, exaltando falsas libertades y falsos derechos.

En el comunicado de prensa dominical que emite a través de la Oficina de Comunicación Social en el marco del Día Internacional de la Mujer, destaca que la mujer está llamada a desarrollarse integralmente como persona, debe reconocérsele todas las aportaciones que con su ingenio, destrezas y habilidades ofrece a la sociedad. Todo ser humano debe ser respetado, especialmente la mujer cualquiera sea su condición. Sin embargo, lamentó que sigue habiendo condicionamientos que hacen difícil el camino de la mujer por despreciar su dignidad, olvidar sus prerrogativas, marginarla e incluso orillarla a la esclavitud. Refiere el documento que la trata de personas hoy es un fenómeno recurrente, donde la mujer es objeto de terribles injusticias y es sometida a llevar a cabo actividades que la rebajan a una simple mercancía. “En el mundo subterráneo del trabajo, de las relaciones humanas o en los espacios públicos, muchas veces se construyen historias humillantes de acoso, abusos, violaciones y agresiones de todo tipo contra las mujeres; no podemos ver como algo normal estas expresiones de violencia y no se deben tolerar” se añade en el documento. Además, se indica en el comunicado signado por el presbítero José Manuel Suazo Reyes, que no faltan los obstáculos y dificultades que impiden a la mujer insertarse en la vida social, política y económica; sigue habiendo discriminación en su rol de ser mujer y de ser madre, de ser emprendedora y desempeñar un servicio público. Señala también que entre estas luces y sombras que se tejen en torno a la figura femenina, deseamos además unirnos en oración como comunidad cristiana para pedir por el cese de la violencia en México, oramos de modo especial por todas las mujeres que han sido asesinadas o desaparecidas o que son víctimas de algún tipo de violencia. Que nuestro país sea un lugar de oportunidades para que la mujer pueda desarrollarse ampliamente, sin menoscabo de su integridad, en su papel de ser madre, esposa, empresaria, servidora pública, educadora y constructora de la sociedad. Que las mujeres puedan disfrutar también de los espacios públicos sin experimentar miedo a ser acosadas, agredidas o violentadas. Que la mujer sea respetada, reconocida y promovida en todo el arco de la existencia, se agrega. Por otro lado, se reconoce el papel de la mujer en el mundo como persona, madre, educadora, transmisora de la fe, empresaria y servidora pública, y recuerda que desde la fe, la mujer ha sido creada con la misma dignidad del hombre.

“Junto a estas nobles tareas, hoy encontramos infinidad de mujeres que además de las responsabilidades de un hogar están contribuyendo de forma notable y eficaz en algún servicio público o privado, en la escuela, la universidad, las oficinas y las empresas, así como en las parroquias, las asociaciones y los institutos; existe una notable participación de la mujer en la construcción de la sociedad, haciendo proyectos y llevando a cabo diferentes iniciativas que buscan mejorar la sociedad que vivimos” se concluye.


Related Post

Deja una respuesta