Por: José Efraín Caballero Sevilla
Necesario otorgar mayor seguridad a la mujer
Un tema relevante en nuestra sociedad, es el tema de los feminicidios, siendo este un problema añejo que no solo corresponde a estas latitudes, si no que está presente a nivel global, feminicidio es el homicidio de una mujer por razones de género.
Cada día un promedio de 137 mujeres alrededor del mundo, mueren a manos de su pareja o familiares, según información dada a conocer por las Naciones Unidas.
El lugar más frecuente en donde ocurren estos injustificables acontecimientos es en el hogar; solo para darnos una idea, 87 mil mujeres asesinadas en el año 2017 fueron víctimas de ataques perpetrados por personas cercanas a ellas.
La situación es desproporcional con respecto al género masculino, ya que el informe señala, que ocho de cada diez homicidios a escala global, tienen por víctima a un hombre.
El continente Africano es el que sufre de este flagelo en mucho mayor medida, ya que fallecen 3.1 mujeres por cada 100 mil habitantes, después le sigue el continente Americano con 1.6 mujeres por 100 mil habitantes, y donde ocurre en menor medida y que no esta exento de este problema es en Europa con 0.7 feminicidios.
En nuestro país, los casos recientes divulgados ampliamente de Ingrid Escamilla y de la niña Fátima, provocaron la exigencia de medidas concretas para combatir la violencia hacia las mujeres, pidiendo mayores medidas que garanticen la seguridad de las mujeres.
México fue el primer país en el mundo en que se tipifico el feminicidio, incorporándose como delito federal en el Código Penal en 2012, señalando el Artículo 325 -Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género- siendo esta una manera de tratar de contrarrestar este grave problema.
Dentro de algunas situaciones, que según diversos expertos favorecen a este fenómeno, son la violencia social, la violencia criminal, la proliferación de armas y la impunidad; ya que estadísticamente cerca de un 95 por ciento de estos crímenes quedan impunes en el país, aun y con su marco legal de protección.
Históricamente, esta problemática se dio con mayor presencia en los episodios en la fronteriza Ciudad Juárez, con sus mujeres asesinadas y desaparecidas, poniéndolo en la mira internacional, donde la mayoría de los casos permanecen sin esclarecimiento.
En 2019, Veracruz contó con 157 casos de feminicidios, seguido del Estado de México con 122, CDMX con 68 y Nuevo León con 67, mientras Tamaulipas ocurrieron 13.
A manera de protesta, se está organizando un paro nacional el próximo 9 de marzo, denominado #UnDíaSinMujeres.
El movimiento inició entre grupos de feministas que lo propusieron en redes sociales, pretendiendo que mujeres y niñas no asistan a sus trabajos, escuelas y no realicen compras.
El objetivo es exigir al gobierno acciones para frenar los feminicidios y en general los delitos contra mujeres en razón de género; como acoso, abuso, violaciones y la discriminación.
La exigencia de seguridad para las mujeres se ha mantenido vigente, y parece que estos condenables actos se han venido incrementando año con año, por lo que la autoridad y los diversos poderes ejecutivo, legislativo y judicial deben de buscar y encontrar mecanismos que contrarresten esta problemática.
Amigo lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here