Mar. Jul 23rd, 2024

Nuestro país y estado enfrentan crisis de deterioro del medio ambiente y ética: Iglesia Católica

Por redaccion Jun4,2023

Loading

*No se respetan las reglas de convivencia, por lo que debemos permanecer unidos y tener esperanza para solucionar los problemas, señala.



Xalapa, Ver.- La Arquidiócesis de Xalapa consideró de suma importancia resolver con carácter de urgente las crisis del deterioro del medio ambiente, la humanitaria y la ética o de poca vivencia de los valores humanos, las cuales son palpables en todas las áreas de la existencia humana en nuestro territorio nacional y veracruzano.

Lo anterior se desprende del comunicado dominical emitido por la Oficina de Comunicación Social de esta asociación religiosa, en donde se destaca que el medio ambiente ya no resiste más los atropellos que le hemos infligido. Mucha gente no tiene qué comer porque no está bien distribuida la riqueza en el mundo, aunque haya alimento y comida para todos.

Además, sostiene que la ética ya no influye de manera positiva en el actuar de la persona, pues parece que vivimos en medio de una barbarie humana. No se respetan las reglas de convivencia.

Ante tal situación de retos, debemos llenarnos de esperanza e inteligencia con el propósito de buscar el camino correcto, para corregir lo que todavía tenga arreglo, se indica en el documento signado por el presbítero Juan Beristain de los Santos.

No podemos desanimarnos ante el contexto tan difícil en que vivimos. No debemos acostumbrarnos a vivir con lo mínimo. Tenemos derecho a vivir con lo necesario para llevar una existencia digna del ser humano, se añade.

“Hoy más que nunca debemos permanecer unidos. Hay que vivir y tener la esperanza para solucionar los problemas que tenemos hoy; tener esperanza no significa dejar que los demás lo hagan todo por y sin nosotros, sino estar todos incluidos para buscar la mejor solución de todas”, se destaca en el comunicado.

Y menciona que es un deber civil y religioso participar en la búsqueda del bien común. La esperanza nos debe impulsar, ante todo y, sobre todo, a unirnos con los demás para cambiar de hábitos y modos de ser que nos impiden dar lo mejor de nuestra vida personal y social.

“La esperanza cristiana además nos debe conducir a suplicar la ayuda de Dios, pues Él nos ofrece su sabiduría, para encontrar soluciones reales a toda la problemática que vivimos en la sociedad actual”, se señala, por último.

Related Post